Ganemos exige controlar el uso del espacio público de las terrazas

De nuevo se plantea una situación a la que el grupo de gobierno debe prestar atención en el ejercicio de su responsabilidad: la gestión de los espacios públicos y la convivencia cívica. Una vez más, como ha venido haciendo notar Ganemos Salamanca desde su llegada a la corporación municipal, es necesario reflexionar sobre el peso específico de los intereses de la ciudadanía y los intereses de las empresas y particulares.

El espacio público ocupado por los negocios de hostelería, al montar terrazas a pie de calle, debe ser respetuoso y circunscribirse al área prevista para ello. No hay que olvidar que la calle es de todos y todas y, aunque debe permitirse y fomentarse la actividad comercial y empresarial en el sector de la hostelería, este ejercicio no debe exceder los parámetros previstos por la normativa y el sentido común.

La ciudadanía debe poder disfrutar de la vía pública y pasear, sentarse en un banco o acceder a las viviendas sin que ello suponga una “carrera de obstáculos” con mesas, sillas, parasoles y demás elementos de bares, cafeterías y restaurantes. Tampoco debe implicar un problema y un riesgo para la seguridad el libre acceso y utilización de las plazas de aparcamiento en garajes y estructuras similares.

En ningún caso desde la agrupación de votantes pretenden entrar en conflicto con hosteleros y propietarios de negocios que desarrollan su actividad a pie de calle, especialmente con la llegada del buen tiempo pero, tal y como ha declarado la portavoz Virginia Carrera, “debe encontrarse un equilibrio entre los intereses de todos y todas. No parece muy normal que la parte que tenga las de perder sea siempre la misma”.

Carrera puso el foco de atención en el grupo de gobierno municipal y su responsabilidad en este área: “lo hemos planteado en la Comisión de Policía, Tráfico y Transportes. El Ayuntamiento debe estar vigilante y ser un poco menos permisivo con aquellos negocios que ‘hacen de su capa un sayo’ y expanden sus terrazas sin tener en cuenta que están ocupando un espacio que no les pertenece en exclusiva”.

Ganemos defiende un entorno de convivencia compartida en el que la calle sea un espacio para vivir y no un escaparate al servicio de los intereses comerciales de unos pocos. “No queremos prohibir, limitar ni coartar la actividad comercial, sino defender la responsabilidad y el sentido común. Si algunos hosteleros no se comportan de forma cívica deben ser las instituciones quienes actúen”, matizó Virginia Carrera.

No hay comentarios

Dejar respuesta