El PSOE denuncia “opacidad y falta de tansparencia” en Ayuntamiento Salamanca

El alcalde prorroga por decreto de alcaldía, sin informar y sin pasar por la Comisión municipal correspondiente, el contrato con la empresa que gestiona la Agencia Municipal del Voluntariado que tiene un coste para las arcas públicas de más de 44.000 euros anuales desde que fuera firmado hace ya tres años.

Arturo Ferreras y José Luis Mateos, concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca

La opacidad y la falta de transparencia siguen siendo las señas de identidad en la gestión y la tarea de gobierno que el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, viene desempeñando al frente del Consistorio salmantino, según un comunicado enviado por el PSOE y recogido por noticiascyl.

Características que definen y están presentes en todas sus áreas de gestión y muy especialmente en materia de contratación o externalización y adjudicación a empresas privadas  de obras y servicios municipales, tal y como lo demuestra los dos ejemplos protagonizados por el equipo de gobierno encabezado por Mañueco en los últimos días.

El pasado 3 de noviembre el Consistorio salmantino se acogía al segundo año de prórroga contemplado en el contrato que el Ayuntamiento salmantino mantiene con una empresa adjudicataria para la gestión de la Agencia Municipal del Voluntariado. La renovación del contrato se hacía mediante una resolución de alcaldía firmada por el señor Mañueco sin informar, y sin que dicha prórroga contractual fuera llevada  a la Comisión municipal correspondiente, como en este caso  a la Comisión municipal de Contratación.

Un contrato de adjudicación firmado a finales del 2013, con dos años de vigencia más otros dos de prórroga, a la segunda es a la que se ha acogido ahora el equipo de gobierno municipal, y que supone para las arcas municipales más de 44.000 euros anuales.

En este sentido, el Grupo Municipal Socialista, además de poner una vez más en entredicho la ausencia total de transparencia en la gestión municipal, la completa opacidad y el descontrol en la administración del dinero público, el de todos los salmantinos, con el que el señor Mañueco viene gobernando el Consistorio salmantino, reitera que en el Ayuntamiento existe personal propio cualificado para gestionar dicha Agencia Municipal del Voluntariado en vez de gastar más de 44.000 euros anuales en externalizar dicho servicio.

Una circunstancia que sólo se puede justificar, y aquí reside la clave de la ausencia total de transparencia, en la obsesión por favorecer el clientelismo político y los beneficios de determinadas empresas por parte del equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco.

El PSOE considera que el Ayuntamiento cuenta con personal muy cualificado que podría gestionar y llevar a cabo esta función de gestión, cuya externalización vuelve ahora a prorrogarse de manera opaca y de forma unilateral parte del señor Mañueco, teniendo a la Red de Voluntariado Social de Salamanca como interlocutor válido con la que se debería firmar un convenio de colaboración a tal efecto, y dedicando a esta colaboración fondos en beneficio de las entidades con plataformas de voluntariado en vez de destinar fondos a la entrada de empresas ajenas para gestionar la Agencia Municipal del Voluntariado.

En esta misma línea, el equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco, ha vuelto a negar, en la sesión de la Comisión de Contratación celebrada hoy en el Consistorio salmantino, el informe solicitado por el Grupo Municipal Socialista sobre la relación contractual, o las condiciones o las bases que rigen en el contrato que le Ayuntamiento mantiene con la empresa CEMUSA, encargada de mantener y gestionar el mobiliario urbano de la capital salmantina. Un informe que los socialistas solicitaron ya hace cinco meses.

El Grupo Municipal Socialista sospecha que detrás de este intencionado retraso en la entrega de dicho informe, que por otra parte consta que ya ha sido realizado, se encuentra el hecho de evitar que los concejales socialistas puedan comprobar que la empresa adjudicataria antes mencionada no está cumpliendo con las condiciones y la bases recogidas en el pliego de adjudicación, especialmente en materia de laboral en cuanto a los derechos y las obligaciones de los trabajadores adscritos a dicho servicio de mantenimiento y gestión de mobiliario urbano, y el número de empleado con los que debe contar la plantilla. Una circunstancia que de quedar demostrada podría significar la resolución de dicho contrato.

Esta falta de diligencia, y nueva prueba de opacidad además, sólo puede responder a un nuevo intento de ocultar la falta de seguimiento, control y vigilancia que por parte del equipo de gobierno encabezado por Mañueco existe y se está produciendo sobre la calidad y el cumplimiento de las condiciones en que las empresas privadas prestan los servicios públicos adjudicados, condiciones a las que están obligadas, que figuran en el contrato de adjudicación, y que en muchos casos no se están cumpliendo por parte de dichas empresas. Algo que penaliza y perjudica gravemente al ciudadano por no estar recibiendo dichos servicios con las garantías y la calidad debidas, acordadas, y que está pagando con sus impuestos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta