Mañueco propone aumentar equipamiento público en la zona del Corte Inglés

El alcalde de Salamanca propone a los grupos municipales aumentar los equipamientos públicos en el sector urbanístico del antiguo cuartel Julián Sánchez El Charro para avanzar en una solución definitiva que garantice la permanencia del Corte Inglés y de sus 700 empleos

Plaza de la Concordia.
Plaza de la Concordia de Salamanca, lugar en el que está ubicado el centro municipal Julián Sánchez. Fotografía: Wikipedia.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha propuesto hoy a los grupos municipales en la Junta de Portavoces aumentar los equipamientos públicos en el sector urbanístico del antiguo cuartel Julián Sánchez El Charro con el fin de avanzar en la búsqueda de una solución definitiva para el sector donde se ubica El Corte Inglés.

El objetivo de esta propuesta es mejorar la calidad de la ordenación urbanística del sector, posibilitando la construcción de nuevas dotaciones públicas susceptibles de prestar a los ciudadanos servicios de interés general, que se ubicarían en el solar sin construir que está en la calle Víctimas del Terrorismo.

Asimismo, el equipo de Gobierno continuará buscando, desde el diálogo con el resto de grupos municipales, una solución urbanística definitiva para solventar un procedimiento pendiente desde hace casi diez años.

Se acuerda no continuar con la modificación del PGOU

Los grupos municipales, en el transcurso de la reunión de la Junta de Portavoces, han decidido no continuar con la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que está actualmente en tramitación y que fue aprobada inicialmente.

 Mantenimiento del centro comercial y de sus 700 puestos de trabajo

Todos los grupos coinciden, del mismo modo, en considerar fundamental la permanencia de El Corte Inglés y en que la prioridad es mantener sus 700 puestos de trabajo.

 Ventajas para la ciudad

El interés público de la ordenación urbanística se justifica por la regeneración urbana que ha supuesto para el barrio Garrido, que ha visto mejoradas sus infraestructuras y equipamientos.

Gracias al acuerdo del Ayuntamiento, el Ministerio de Defensa y el Corte Inglés, el centro comercial impulsó urbanizaciones e infraestructuras por valor de 10.800.000 euros, sin coste alguno para las personas de Salamanca y la ejecución de una inversión de 80 millones de euros en el edificio.

El Corte Inglés sufragó íntegramente los 4.343.000 euros del Centro Cívico Julián Sánchez “El Charro”, de titularidad municipal y abonó los 2.600.000 euros para la compra de los terrenos del ISPE -actual campo de fútbol “Nemesio Martín”- que pasó a ser de titularidad municipal sin coste alguno para el Ayuntamiento.

El Corte Inglés también invirtió 3.826.000 euros para la urbanización de esta poblada zona del barrio de Garrido. En concreto construyó una nueva plaza pública en los antiguos terrenos del cuartel Julián Sánchez el Charro, la actual plaza de la Concordia, sin que el Ayuntamiento tuviera que hacer inversión alguna. Además de todos los entornos, que también urbanizó la firma comercial, como la calle Alonso Ojeda, esta zona ganó una nueva calle, la actual Víctimas del Terrorismo, y 216 nuevas plazas de aparcamiento en superficie reordenando el tráfico y mejorando la seguridad vial de la zona.

Asimismo, El Corte Inglés, por indicación de la Junta de Castilla y León, construyó más plazas de aparcamiento subterráneo de las inicialmente previstas hasta, en seis sótanos, llegar a más de 1.200 en una zona de la ciudad con déficit de estacionamiento por la alta densidad de población.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa aportó a la ciudad de Salamanca el Polvorín de Tejares, un espacio de más de 442.000 metros cuadrados, valorado en 541.364 euros, que también pasó a ser de titularidad municipal gracias al citado convenio.

Se trató de una operación urbanística que, partiendo de unas instalaciones militares sin uso y abandonadas, transformó radicalmente el barrio más populoso de Salamanca dotándolo de mejores servicios y de una imagen más moderna.

El resultado final para la ciudad de Salamanca fue que de un sector con un cien por cien de propiedad privada, se pasó a un sector urbanístico con un 70 por ciento de espacios de dominio y uso público.

No hay comentarios

Dejar respuesta