Gabriel Velázquez homenajea al cine mudo de los años 30

El cineasta salmantino Gabriel Velázquez regresa a la gran pantalla con un homenaje al cine mudo de los años 30

Gabriel Velázquez y Julio López./ EUROPA PRESS

El cineasta salmantino Gabriel Velázquez codirige, junto a la zaragozana Blanca Torres, la película ‘Análisis de sangre azul’, una obra muda y en blanco y negro que trata de ser un homenaje al “cine pionero” de los años 30 del pasado siglo.

Junto al concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, Julio López, el coautor de esta cinta ha presentado en el Teatro Liceo este filme que narra las vivencias de un aristócrata inglés que “cae despeñado” por un barranco en los Pirineos y se golpea en la cabeza.

Este infortunio del personaje le lleva a ingresar en un sanatorio mental de “un valle olvidado”, que sirve a sus autores para recrear “una historia muy bonita, preciosa”, ha señalado Gabriel Velázquez en su presentación en Salamanca.

El cineasta ha reconocido que “técnicamente ha sido la más complicada” de todas sus obras, pues sus creadores han querido ser fieles al cine de aquel momento, materializado de manera manual y con unas características que recoge también ‘Análisis de sangre azul’.

Con este propósito, Gabriel Velázquez y Blanca Torres han realizado incluso una copia en 35 milímetros, que han coloreado a mano, y, en cuanto a la obra en general, han utilizado la destreza de hasta tres artesanos del montaje distintos para que la obra ofrezca el “desgastado” de la época, con “su grano y sus fallos”.

La película está protagonizada por el modelo internacional sueco Anders Lindstrom y el grupo de teatro Arcadia, dedicado a la integración de personas con problemas de salud mental, con escenarios de rodaje en los Pirineos aragoneses y en la Sierra de Béjar (Salamanca).

No hay comentarios

Dejar respuesta