PSOE critica la reforma de Los Bandos que supone más cemento

La reforma de la Plaza de los Bandos supondrá más cemento, menos zonas de sombra y arbolado y un coste excesivo que pagarán todos los salmantinos. El Proyecto, que no ha contado con la participación ni las aportaciones de los ciudadanos y del resto de fuerzas políticas con representación en el Consistorio, carece de planificación y va a suponer la pérdida de identidad de unos de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Imagen del aspecto que tendría la Plaza de los Bandos tras su reforma

El Grupo Municipal Socialista ha mostrado su disconformidad con el proyecto de reforma de la Plaza de los Bandos presentado por el equipo de gobierno encabezado por Mañueco aunque sí está de acuerdo con la necesidad de realizar una rehabilitación en este espacio de la capital salmantina y acometer una serie de modificaciones que mejoren su accesibilidad y funcionalidad.

Los concejales socialistas denuncian en primer lugar la falta de planificación de un proyecto, totalmente cerrado que, en ningún momento, ha contado con la participación de la ciudadanía, del resto de fuerzas políticas con representación en el Consistorio a las que en ningún momento se les ha informado en Comisión, y colectivos o expertos en urbanismo, patrimonio o medio ambiente, una circunstancia que ha impedido la posibilidad de hacer aportaciones encaminadas a la mejora del proyecto desde el punto de vista estético y funcional.

El proyecto carece de planificación especialmente en materia de medio ambiente, más concretamente en relación a las zonas verdes y de arbolado que, a juicio de los socialistas debería ir perfectamente coordinada con el modelo urbanístico de ciudad, algo que resulta tremendamente difícil, por no decir imposible, al carecer este equipo de gobierno municipal que encabeza Mañueco de un Plan integral de zonas verdes que el PSOE ha venido reclamando durante la presente y pasada legislatura.

En este sentido, el proyecto de remodelación de la Plaza de los Bando presentado por Mañueco va a suponer una eliminación o sustitución de masa arbórea, suprimiendo las actuales zonas de sombra y que va a  dificultar, por no decir hacer imposible, la convivencia ciudadana y el uso y disfrute que esta plaza en la actualidad tiene en las mismas condiciones y formas que a día de hoy se dan, para convertirlo en un lugar inhóspito

El PSOE considera que el aumento de la accesibilidad de la plaza, algo que los socialistas consideran necesario, no debe ir acompañado obligatoriamente por una eliminación o sustitución de la masa arbórea, tal y como va a ocurrir con la remodelación de la cercana Plaza de Colón.

Este hecho o circunstancia va a suponer posiblemente  acabar con una masa arbórea de gran antigüedad o valiosas especies tal y como ha ocurrido en otras zonas donde se ha acometido este traslado, caso de la Plaza de España y la Alamedilla, y que ha supuesto la muerte de los árboles trasladados.

Los socialistas consideran que el proyecto presentado insiste en el modelo urbanístico impuesto por Mañueco en la ciudad y que está extendiendo por toda la capital.  Grandes espacios descubiertos y despejados donde las zonas verdes, los árboles y las plantas son sustituidos por inmensas superficies pavimentadas con losetas de granito y que los convierten en zonas impersonales y sin vida, haciendo que Salamanca pierda día a día su personalidad y su identidad que la hizo ser conocida como la ciudad dorada.

Un logro histórico en referencia a la piedra de Villamayor, para convertirse en una inhóspita llanura triste y gris con un coste además excesivo, que tendrá que salir del bolsillo de todos los salmantinos, en detrimento de otras necesidades que también existen, y que reclaman urgentes actuaciones, especialmente en los barrios de la capital.

No hay comentarios

Dejar respuesta