La “mala gestión de Mañueco” provoca pérdidas económicas

El PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca denuncia que "la mala gestión de Mañueco en el Ayuntamiento Salamanca provoca pérdidas económicas y una pésima prestación de servicios básicos".

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha recriminado al equipo de gobierno municipal, encabezado por Mañueco, la desidia y la falta de diligencia que define la gestión que está llevando a cabo en el Consistorio salmantino y que está provocando pérdidas económica en las arcas municipales por un lado, y una mala prestación de servicios básicos a los ciudadanos o, lo que es peor, ausencia de ellos por falta de planificación, de trabajo y de transparencia.

Un hecho que ha quedado demostrado en cuatro de los siete puntos del orden del día que el equipo de gobierno llevaba hoy para su discusión a la Comisión de Contratación, y que en algunos casos ha tenido que retirar, por no contar con la transparencia y la claridad deseada y que deberían llevar.

En primer lugar los concejales socialistas han  recriminado al equipo de gobierno del PP encabezado por Mañueco la falta de revisión del canon que por parte del Consistorio se debe pagar a la empresa concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, una revisión que no se hace desde 2013 a pesar de ser una obligación contractual con carácter anual.

Esto ha provocado que las arcas municipales dejen de ingresar más de 300.000 euros que la empresa adjudicataria debería haber abonado al Ayuntamiento al contar con un saldo positivo a su favor en el coste de dicho servicio, y que, a día de hoy todavía no ha ingresado.

La falta de rigor a la hora de gestionar o administrar también ha quedado patente en la remodelación que se está llevando a cabo en la plaza del barrio de Garrido. Un proyecto que en su planteamiento inicial iba a tener coste cero de dinero público al hacerse cargo de él la empresa que está construyendo un parking en su subsuelo, tal y como prometió Mañueco, y al que al final las arcas municipales van a destinar más de 600.000 euros.

Dinero que a juicio de los socialistas sí debería ir destinado a este mismo barrio, e incluso incrementarse la cuantía, pero para otras inversiones con otra utilidad social que dignificaran la zona y cubrieran otras necesidades o las muchas carencias que en la zona existen.

Una actuación que se está además llevando a cabo de forma unilateral por parte del equipo de gobierno, con una ausencia total de transparencia al no contar con las aportaciones y la participación del resto de fuerzas políticas con representación.

La misma falta de diligencia en el servicio municipal de comida a domicilio, un servicio dirigido especialmente a personas mayores y adjudicado a una empresa el pasado 31 de mayo mediante contrato, un contrato cuya partida presupuestaria para su financiación va a tener que ser aumentada en 200.000 euros transcurridos poco más de cuatro meses después de su firma a riesgo de que muchas de las personas que reciben esta prestación puedan quedarse sin ella.

Algo que también se ha producido en el contrato de adjudicación del servicio de autobuses urbanos y que puede quedar anulado tras la presentación de un recurso por parte de una empresa, y que ha sido admitido, al considerarse que las bases del pliego para la concesión estaban dirigidas a favorecer a la empresa que ya prestaba el servicio, concretamente en las cláusulas correspondientes a la duración de dicho contrato, a la experiencia previa en la prestación del servicio, y en el número o la cantidad de vehículos propulsados por gas .

Un hecho que ya denunció el PSOE en su día y que confirma, tal y como ha recordado hoy el Grupo Municipal Socialista, que ese contrato estaba destinad a favorecer a una determinada empresa, elaborado con una total opacidad y ausencia de condiciones objetivas que garantizasen la libre concurrencia y la igualdad de oportunidades.

El Grupo Municipal Socialista quiere insistir una vez más en denuncia la mala gestión del alcalde Alfonso Fernández Mañueco al frente del Ayuntamiento de Salamanca, cada vez más acuciante, que mantiene a la capital a la deriva y sin rumbo, y en la necesidad de poner en marcha cambios en los sistemas de contratación en materia de obras y servicios municipales incorporando criterios objetivos en los pliegos de condiciones de adjudicación, criterios que eviten el amiguismo y la corrupción, además de una revisión constante y permanente de todos los contratos públicos municipales para garantizar su buen cumplimiento.

No hay comentarios

Dejar respuesta