Tamames luce ‘canarios’ y ‘puertos’ en tarde de sustos

La rejoneadora Ana Rita y David Salvador salen en hombros en Tamames, y Alberto Escudero, evacuado a un Hospital de Salamanca con esguince de tobillo. Buenos novillos de El Canario y Puerto de San Lorenzo.

Tarde de sustos con plaza llena en Tamames

Exquisita novillada mixta picada la celebrada en Tamames, con dos utreros de Manuel Santiago Corvo ‘El Canario’ -bravos, quizás en demasía para esta plaza- y cuatro de Puerto de San Lorenzo, nobles y buenos los tres primeros y con trapío de ‘toro’ el cuarto -sexto de lidia-. El resultado, aún con dos puertas grandes, fue muy inferior del esperado. La rejoneadora Ana Rita y el novillero de La Fuente de San Esteban David Salvador salieron en hombros, demasiado trofeo. La peor parte se la llevó Alberto Escudero -que parece ‘gafado’ en esta plaza- que no pudo más que ‘mal matar’ al primer novillo de la tarde ya que tuvo que ser intervenido en la enfermería y trasladado a Salamanca con esguince de segundo grado en un tobillo.

Ana Rita se enfrentó a dos utrureros muy bien presentados y bravos de El Canario ante los que estuvo ‘aseada’, no sin resultar tumbado un caballo y, por suerte para la rejoneadora, sin lesiones fisicas como tampoco para el equino. Un aviso que venía ofrencido en el codicioso novillo que acortaba la embestida… Quedó en nada lo que pudo ser tragedia. En el cuarto, la rejoneadora estuvo más pulcra pero, cachis, la suerte de matar. Con las dos orejas del primer novillo abrió la Puerta Grande.

Alberto Escudero tuvo, un año más, un paso efímero por Tamames. Fue voteado de mala manera al recibir con el capote al primer novillo de Puerto de San Lorenzo, en el que tropezó y el utrero hizo por él para voltearlo. A partir de ese momento, quedó mermado el novillero para la lidia, haciendo un enorme esfuerzo para poder acabar la faena y pasar a enfermería. Mala suerte la de este chaval que, visto lo visto, debería reflexionar a solas.

Quedaron, por tanto, tres novillos para David Salvador que venía de debutar con caballos en la reciente Feria de Salamanca. Mal trago para unos, una alegría para otros, siempre con el respeto al compañero herido, en cuanto que las posibilidades de triunfar son mayores. Salvador está aún ‘verde’ para afrontar ‘tragos’ como los que tuvo que pasar en Tamames, sobre todo en la lidia del sexto novillo, un Puerto de San Lorenzo con tipo de toro, bravo, complicado, al que había que emplear mucha técnica para ‘vencerlo’ y, hoy por hoy, Salvador no tiene. Y no deben doler prendas en decirlo. El joven torero tiene hechuras de fino, de personalidad, de gusto, pero aún quedan que solventar otras muchas cosas que su apoderado, Leandro Marcos -el del arte puro- sabrá como hacerle frente. Y una de ellas, sin mencionar otras, es la suerte de matar. También, como le ocuerre a algunos otros, humildad, trabajo, mucho trabajo. Sacrificio, mucho sacrificio. Y, también, hambre porque esta profesión es muy dura y cada día mucho más complicada, cachis.

Un apunte, un feo se le hizo al sobresaliente Juan Antonio Pérez Pinto de no invitarlo, al menos, a realizar un quite cuando de por medio había tres novillos para el mismo novillero. Esas cosas de los jóvenes de ahora…

Y otro apunte, enhorabuena al Ayuntamiento de Tamames, y personalmente a su alcalde, Carlos Navarro Oltra, por apostar por los jóvenes en sus tres versiones, los noveles de la Escuela, los sin caballos y los novilleros con picadores. Esta sí es la forma de buscar futuro para una Fiesta que agoniza y, una de las causas, la ausencia de novilladas picadas. Y doble felicitación también por lograr llena la plaza todas las tardes. Es que las cosas cuando se organizan con la cabeza, siempre dan buenos resultados. Pues eso, cachis, que otros tomen ejemplo -calidad y precio-.

En cuanto a la ficha, todo está dicho, dos puertas grandes que no debieron se tales por dos orejas Ana Rita y dos David Salvador, y Alberto Escudero, a recuperarse pronto de la lesión.

No hay comentarios

Dejar respuesta