La Diputación concede la Medalla de Oro a Antonio Romo

El acuerdo de concesión de la Medalla al padre Antonio Romo ha sido aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos de la Diputación de Salamanca

El padre Antonio Romo, Medalla de Oro de la Provincia de Salamanca

Los grupos políticos con representación en la Diputación de Salamanca –Grupo Popular, PSOE, Ciudadanos y Ganemos–, han respaldo hoy conceder la Medalla de Oro de la Provincia al Padre Antonio Romo. La propuesta se abordará en un pleno extraordinario que se celebrará el próximo viernes, 16 de septiembre. El reconocimiento será entregado el próximo 21 de septiembre con motivo del Día de la Provincia.

De acuerdo al Reglamento de la Diputación respecto a la concesión de este tipo de reconocimientos, la Medalla de Oro de la provincia sólo pude otorgarse dos veces cada cinco años y pretende, entre otros méritos, reconocer a aquellas personas que “hayan tenido una vida ejemplar (…); digna de ser destacada”.

En este sentido, la propuesta para la concesión de la Medalla de Oro de la Provincia al Padre Antonio Romo se sustenta en que el padre Antonio Romo es el mejor referente ético de la provincia de Salamanca, un hombre cercano que ha dedicado su vida a los más desfavorecidos, logrando dar respuesta a los problemas que han ido surgiendo de forma paralela a la evolución de la sociedad  contemporánea.

Excluidos sociales, excarcelados, inmigrantes, adictos y personas en situaciones de dificultad han recibido la atención del Padre Antonio Romo desde los despachos parroquiales, sus locales e incluso su propia vivienda, que siempre ha estado abierta para todo el mundo. Entre sus proyectos más relevantes destaca la casa de acogida, la puesta en marcha de una Escuela de Pastores y de la cooperativa Puentesan, nacida de la Asociación Puente Vida y que elabora un queso con fines solidarios bajo el sello ‘Mil Caminos’.

El padre Antonio Romo nació en Aldealengua hace 77 años y se ordenó sacerdote en marzo de 1964. Ejerció como párroco en San Morales y durante décadas ha sido el alma de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Puente Ladrillo.

Entre otros reconocimientos, el padre Antonio Romo cuenta con la Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca (2001) y con el Premio de Castilla y León de los Valores Humanos (2015) por ser un ejemplo de humildad y bondad, por su labor solidaria y entrega a los demás.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta