Cumbre Juan Leal que indulta un Vellosino en Béjar

Gran corrida de Vellosino en Béjar, con indulto de un toro a cargo de Juan Leal, que corto cuatro orejas y rabo. Padilla corta tres orejas y Fortes una en el único toro que mató al ser corneado.

El mayoral de Vellosino, Juan Leal y Juan José Padilla salen en hombros en Béjar

Cumbre Juan Leal que demostró una gran dimensión en su toreo. Cumbre también Vellosino porque Salamanca, su tierra, vive con alegría el triunfo que proporcionan sus toros. Si antes fue en Guijuelo, esta tarde ha sido en Béjar donde saltó al ruedo un encierro muy bien presentado -quizás en demasía observando lo que matan las figuras en plazas de más categoría, esperemos a la Feria de Salamanca para comprobar esta circunstancia- y que, en esta ocasión, Juan Leal indultó al tercer toro de la tarde. El Palco -no sabemos qué pintan los asesores, como ese señor de visera y puro que no hacía más que gesticular con que matasen al animal-. Una pena que un animal bravo, noble, codicioso, con transmisión, que humillaba y que transmitía pasase al desolladero por no sabemos qué criterios, cuando ganadero, torero, empresarios y público en general pedían y pedían el indulto. Al fin, ‘usía’ sacó el pañuelo naranja… En fin, estos Palcos.

Dejando atrás esta ‘fea’ circunstancia’, una tarde más Juan Leal demostró en Béjar -parece una plaza talismán en descubrir toreros y también su gerente, José Ignacio Cascón, en apostar por los jóvenes -que apunta alto-. Si la temporada pasada fue José Garrido -triunfador absoluto de Bilbao-, hoy ha sido Juan Leal que, independientemente de los trofeos, caló, llegó, gustó y entusiasmó al público. Este joven francés afincado en Sevilla y apoderado por Ángel Castro y Nacho Matilla, junto a Maurice Berho, tiene -por lo observado ya en varias plazas- cuatro cualidades elementales para triunfar: llega al público lo que significa que transmite, templa como una brisa fresca de verano, mucho valor para pisar terrenos del toro y también se gusta y gusta con arte. No se olviden de este matador… dará que hablar porque es un pedazo de torero.

Juan José Padilla es otro de los toreros que ‘calan’ en los tendidos independientemente de su actuación en la plaza. Padilla siempre se justifica. Un compañero sin igual -qué detallazo quitarse el fajín para hacer de torniquete y cortar la hemorragia de Fortes. Un hombre justo en el ruedo al que el tiempo ha hecho justicia… pero también existen algunos peros. Un pero por dejarse marchar el primer toro. Un cuatreño que tenía dos pitones de miel, que humillaba, que metía la cara docilmente y que hubiera requerido una lidia  mucho más ligera. A un toro que el mismo matador reconoce que era un sueño a estas alturas de temporada, no se le puede propinar más de 30 capotazos para ponerle banderillas. A ese toro hay que cuidarlo… y Padilla, por el gusto de las banderillas, no lo cuidó y, claro, a media faena el toro que no podía… Y lo que pudo ser, pues no fue, a pesar de las banderillas.

Mala suerte la de Saúl Jiménez Fortes. Fue volteado en la fase final de la faena del segundo toro cuando se metió en las cercanías. Craso error a un toro bravo y noble. Y además cuando venía una faena de muchos quilates. Quizás sea una de las tardes, desde hacía mucho tiempo, en que no se veía a un Fortes tan completo, tan torero, con series bien hilvanadas, con gusto y temple… Pero las dichosas cercanías. En fin, que se recupere pronto y siga en la línea de la faena, porque, a buen seguro, volverá el auténtico Fortes de sus primeros años. Además, lo merece.

Fin a una corrida más en la provincia. Terminamos, a falta de Alba de Tormes por Santa Teresa, una temporada con mucho interés en los pueblos. Con la apuesta por jóvenes valores. Por esa frescura que llega empujando y con mucho futuro. Son José Garrido y Roca Rey y Juan Leal… Tres jóvenes que han llegado para quedarse y, además, a los tres los hemos visto triunfar en esta provincia. No se necesitan cambios de cromos de las corruptas empresas y ‘mafia’ del toreo. No se necesitan repetir y repetir figuras ya en el fin de sus carreras. La fiesta, hoy en dia, sigue viva porque llegan jóvenes y sobradamente preparados. Solo resta que las empresas ‘abran’ sus puertas y dejan entrar una brisa nueva y fresca. ¡Qué pena la Feria de Salamanca! Pero eso es harina con la que llenaremos otro costal.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros La Ancianita de Béjar. Más de tres cuartos de entrada en tarde de buena temperatura. Toros de Vellosino, muy bien presentados, nobles y bravos en general. El tercero, de nombre ‘Alcaraván’, herrado con el nº 21 y de 536 kilos, fue indultado por Juan Leal.

Juan José Padilla, dos orejas, ovación en el que mató por Fortes y oreja.

Saúl Jiménez Fortes, oreja en el único que mató.

Juan Leal, dos orejas y rabo simbólicos y dos orejas.

Incidencias: Fortes pasó a la enfermería en el segundo con una cornada en el gemelo de la pierna izquierda, donde fue operado y, tras el drenaje, fue evacuado a Salamanca. Pronostico grave.

No hay comentarios

Dejar respuesta