Detenido por apuñalar a un joven y huir de la Policía

Uno de los arrestados ha sido relacionado con el apuñalamiento ocurrido en la capital ese mismo día

Foto: Archivo

Dos varones de 28 y 25 años han sido detenidos este jueves en Salamanca, por el Cuerpo Nacional de Policía, la Policía Local y la Guardia Civil, tras una persecución después de que fueran identificados en el presunto robo de un vehículo.

A las 02.35 horas, la Sala del 091 recibió una denuncia de sustracción efectuada por el propietario de un vehículo, cuando lo tenía estacionado en la calle Nueva Zelanda. Tras notificar el robo a las dotaciones en servicio, fue detectado estacionado en la calle Alberto Durero con tres individuos en su interior, tras lo que emprendió la huída al detectar la presencia policial, por lo que se inició su persecución en la Carretera de Ledesma, que continuó por distintas vías y barrios de la ciudad en los que circulaban sin respetar señal alguna de circulación ni semáforos, por direcciones prohibidas, lo que ponía en “grave peligro” a otros conductores e incluso trató de embestir al vehículo policial cuando pretendió interceptarlos.

En el transcurso de la persecución, la Sala del 091 solicitó la colaboración de dotaciones de la Guardia Civil y de la Policía Local. La persecución se prolongó hasta la calle Henri Spaak, donde los tres ocupantes del vehículo lo abandonaron y huyeron a pie. Dos de ellos saltaron la valla de protección de la carretera Nacional 630.

Durante la persecución a pie, agentes de la Policía Nacional lograron identificar a uno de los individuos, conocido delincuente conceptuado como peligroso y al que le constan 36 detenciones anteriores.

Los agentes tuvieron que realizar tres disparos intimidatorios por tratarse de una zona deshabitada. Fue alcanzado en la zona exterior del puente en la Glorieta de Europa, encima de la carretera SA20 de la Ronda Sur de Salamanca. El detenido opuso una fuerte resistencia, incluso provocó el riesgo de precipitación por el puente.

Como consecuencia de la persecución y de la detención, tanto el detenido como un funcionario policial recibieron asistencia médica por erosiones y magulladuras. Por su parte, la Guardia Civil detuvo a otro de los varones cuando estaba escondido en la escalera de incendios de la trasera del hotel El Montalvo. El tercero de los ocupantes no pudo ser localizado, por lo que se continúa la investigación para su identificación y detención.

Agentes policiales iniciaron esa misma noche, a las 23.39 horas del miércoles 17, una investigación relacionada con un delito de robo con violencia ocurrido sobre las 23.30 horas en las escaleras de La Riojana, en la Gran Vía. Un joven que había terminado su jornada laboral en un establecimiento de hostelería esperaba el autobús, cuando se le acercó un varón que pretendió arrebatarle el teléfono móvil que manipulaba. Al oponer resistencia, según manifestaciones de la víctima, forcejearon y recibió tres golpes en el costado, espalda y pecho con un objeto punzante.

Al observar que sangraba por un costado, la víctima regresó al establecimiento donde trabaja, donde llamaron a la Policía y posteriormente llegó una ambulancia de soporte vital que lo estabilizó y lo trasladó al complejo hospitalario, donde fue atendido de sus heridas, una de las cuales le había interesado el bazo, por lo que permaneció inicialmente en la UCI y posteriormente en planta, donde continúa.

La diligencias de investigación practicadas y las manifestaciones de la víctima han permitido considera presunto autor de estos hechos al joven de 25 años, de los detenidos tras la persecución policial del vehículo sustraído, por lo que ha sido informado en dependencias policiales de sus derechos como presunto autor de delitos de robo con violencia y lesiones.

No hay comentarios

Dejar respuesta