Lumbrales honra a su Patrona en el inicio de fiestas

La Villa de Lumbrales comenzó el programa de fiestas en honor de la Virgen de la Asunción que, como es tradicional, con la procesión este lunes. También lleva aparejado un amplio compendio de actividades taurinas y la participación necesaria de las pandas locales.

Los vecinos de Lumbrales sacan a la Patrona en procesión

La Villa de Lumbrales sacó este lunes a su Patrona en procesión para, después, celebrar un convite ofrecido por el Ayuntamiento. Los mayores de la villa de Lumbrales, desde muy antiguo, eligieron como Patrona de Lumbrales a Nuestra Señora de la Asunción. Quisieron que fuera María Asumpta la reina y madre del pueblo, y para ella levantaron la obra más monumental del lugar y del contorno, la iglesia parroquial. La Virgen de la Asunción es conocida también con el nombre de Los Coros, debido a que su imagen presidía la fiesta de la localidad que la archicofradía de los coros celebraba el tercer domingo del mes de septiembre.

Durante algunos años la fiesta de los toros se separó de la fiesta de La Asunción, pasando a celebrarse los festejos taurinos el último fin de semana del mes, apartándose un tanto del sentimiento religioso. La fiesta de La Asunción, el día 15, quedó huérfana del bullicio de sus hijos a su alrededor durante varios años, hasta que, el 13 de julio de 1968, el Ayuntamiento en pleno acordó que los toros de agosto volvieran a ser lo que fueron siempre: un homenaje del pueblo a su Patrona, nombrándose el mayordomo perpetuo de la fiesta en representación de los vecinos del municipio. Este acuerdo fue ratificado posteriormente por el pleno de la Corporación en 1976, y se acercó el fin de semana taurino al día de Nuestra Señora de La Asunción.

Pero los vecinos también viven el espíritu lúdico con encierros y novilladas, porque, ante todo, conviene destacar que la fiesta de los toros en Lumbrales es muy antigua, por lo que posee un gran arraigo que también siguen los vecinos de los pueblos de la comarca.

Y de por medio queda la ‘la cabalgata al prao’, donde se va en desfile de peñas para merendar en el lugar donde están los toros. Y así, hasta los encierros, muy  concurridos, las novilladas y las verbenas, y todo ello de la mano de las pandas locales que ponen el color especial en las calles con jaranas, cánticos, alegría… mucha alegría en la capital del Abadengo en sus fiestas del Toro.

No hay comentarios

Dejar respuesta