Martes Chico, día grande en Ciudad Rodrigo

Un total de 185 puestos han participado en el Martes Chico de Ciudad Rodrigo, de los que 140 corresponden a comerciantes, industriales y colectivos y asociaciones de Ciudad Rodrigo, y el resto a artesanos llegados de todos los puntos de la geografía de Castilla y León.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, en el stand de Quesería Cynara, en el recorrido por el Martes Chico

La segunda edición del Martes Chico de Ciudad Rodrigo se ha saldado con “un rotundo éxito” además de “total satisfacción” para el equipo de Gobierno, según asegura el alcalde de Miróbriga, Juan Tomás Muñoz. Tal es así que, según los datos del propio Consistorio han sido un total de 185 puestos han participado en el Martes Chico de Ciudad Rodrigo, de los que 140 corresponden a comerciantes, industriales y colectivos y asociaciones de Ciudad Rodrigo, y el resto a artesanos llegados de todos los puntos de la geografía de Castilla y León.

En esta mañana calurosa de primer martes de agosto, con los pueblos a rebosar de emigrantes, y, además, muchos turistas, Ciudad Rodrigo ha acogido a miles de personas que se han acercado a los puestos a comprar, ver, degustar y, cómo no, también en plan de ocio. Porque para los niños, dentro del Parque La Glorieta, a la altura del Templete, estaba montado un parque infantil (hinchables, toro mecánico y camas elásticas saltarinas) para los más pequeños; además, un tren turístico, recorría todas las calles de la Ciudad hasta la Plaza Mayor;  un poni, que paseaba a los pequeños más atrevidos dentro de este Parque de La Glorieta, un puesto con figuras hechas con impresora en 3D, así como diferentes puestos de niños.

Para los mayores, una charanga animaba todas las calles, sobre todo las múltiples terrazas que saciaban la sed de los visitantes con cerveza, vino y agua o refrescos y, además, era menester probar las exquisiteces de la cocina de tapas de Ciudad Rodrigo. Esta noche será la orquesta SMS la que se encargue de poner el acento festivo con sus ritmos verbeneros.

Por lo demás, un acierto por parte del equipo de Gobierno la organización de este Martes Chico que, vistos los resultados que han superado las expectativas de la primera edición del pasado año, se ha consolidado como una jornada de la exaltación del comercio local, fuera del recinto amurallado que también tiene mucha vida.

Ahora a espera el Martes Mayor, el 9 de agosto, con más puestos, más fiesta, más visitas y, por la noche, la estelar actuación de la orquesta PiKANTE en la Plaza Mayor.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta