Las obras de accesibilidad peatonal llegan a San Bernardo

El Ayuntamiento inicia las obras para mejorar la accesibilidad en cuatro calles del barrio de San Bernardo atendiendo una demanda vecinal

Imagen de archivo de una de las obras llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Salamanca.

El Ayuntamiento de Salamanca ha comenzado hoy una importante actuación para mejorar la accesibilidad y la imagen urbanística de las calles Cantalapiedra, Armuña, Veguillas y Beleña, en el barrio de San Bernardo, atendiendo una demanda vecinal.

Actualmente estas vías se encuentran delimitadas por una acera perimetral y en su interior cuentan con una extensión de aglomerado, no siendo accesibles al tráfico dada su escasa anchura. Sensible a las peticiones de los vecinos, el Consistorio ha iniciado una para transformarla en espacios estacionales con zonas ajardinadas.

También se urbanizarán 1.360 metros cuadrados (incluidos más de 300 de zona ajardinada). La actuación se completará con la colocación de 16 bancos y ocho papeleras.

Estas obras se enmarcan en un paquete de diez intervenciones para mejorar la accesibilidad, la movilidad y la imagen de diferentes barrios de la ciudad, como Carmelitas-Oeste, San Bernardo, Arrabal, Vidal, Prosperidad, Úrsulas-San Marcos, Ciudad Jardín y Pizarrales. Estas actuaciones dan respuesta a demandas de los vecinos gracias a un presupuesto total de 259.822 euros, lo que supone un descenso del 38% respecto al presupuesto de licitación.

Dentro de este plan se encuentran otras mejoras ya iniciadas, como en la Plaza de San Marcos;  la Plaza en la calle Larga, en el barrio del Arrabal; o la intersección entre la avenida de Raimundo de Borgoña y la avenida de la Merced, situada junto a la plaza de Toros.

Con el objetivo de mejorar el acceso a las personas con movilidad reducida, el Ayuntamiento de Salamanca está trabajando ya en 312 metros cuadrados de la Plaza de San Marcos. Es una obra que persigue facilitar la movilidad a las personas con alguna discapacidad y a quienes caminan con carritos de bebé o de la compra, con la construcción de una acera perimetral

El Consistorio está también actuando en la Plaza en la calle Larga, en el barrio del Arrabal. Esta plaza se encontraba en tierra sin accesibilidad. Se urbanizarán 411 metros cuadrados, se habilitará un paso de peatones y se plantará arbolado.

También han comenzado los trabajos para acondicionar la intersección entre la avenida de Raimundo de Borgoña y la avenida de la Merced, situada junto a la plaza de Toros. Además de dotar de accesibilidad a la superficie se mejorará la seguridad vial. Se urbanizarán 877 metros cuadrados, se habilitarán dos pasos de peatones y se instalará una barandilla para proteger a los peatones de la calzada. También está prevista la plantación de 12 árboles en la zona y la colocación de cuatro bancos. Estos trabajos se prolongarán durante dos meses.

A estas obras ya iniciadas se sumarán el acondicionamiento de la intersección de la calle Emigdio de la Riva con Gran Capitán, un cruce que se encuentra actualmente muy deteriorado, con lo que la actuación del Ayuntamiento lo mejorará notablemente.

El Ayuntamiento mejorará también el acceso a la Ciudad Deportiva de la Aldehuela desde el recinto Ferial, una zona sin accesibilidad al carecer de acera. Se urbanizará el espacio, de cerca de 100 metros cuadrados y se pintará un paso de peatones para reforzar la seguridad vial de los peatones.

Igualmente adecuará el solar de la Plaza del Zoco, en el barrio de Pizarrales, que se encuentra sin urbanizar tras la demolición, hace unos años, de la edificación que ocupaba el mismo. Se urbanizarán 186 metros cuadrados (85 metros cuadrados de jardín). Para mejorar la seguridad vial se acondicionará un paso de peatones y se habilitará doble sentido a la calle Luis Anaya.

No hay comentarios

Dejar respuesta