BurruFolk Villarino, un camino a las raíces lleno de alegría

Villarino de los Aires abre su I BurruFolk de la mano de los salmantinos Folk on Crest y la primera orquesta de percusión ibérica, Coetus, con una gran animación en la Plaza Mayor que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

Coetus Ibérica trajo a la Plaza Mayor de Villarino de los Aires ritmos tradicionales con enfoque moderno

No podía comenzar con mejor pie el Burrufolk. Villarino de los Aires se convierte este fin de semana en centro musical de la provincia de Salamanca e, incluso, dándose la mano con el Folk Segovia –que ya es un decir en cuanto a años y experiencia-. Pero Villarino no se queda atrás. No va rezagado porque la programación es exquisita, que es lo mismo que decir de primer nivel. Y, además, son cientos de personas llegadas de todo el territorio de Castilla y León –ahí estaba el amigo y compañero Rafa Lorenzo de Zamora con su gente-, como también Bruno de Alba de Tormes y Marcos de Cipérez con todos sus grupos. Como también la Asociación de Tamborileros. Cientos de aficionados los que han disfrutado, vivido, emocionado y bailado al son de dos bandas genuinas.

Organizado por el Ayuntamiento de Villarino de los Aires, y con la colaboración de diversas casas comerciales del municipio, así como de otras instituciones, tales como la Diputación de Salamanca y el apoyo, “ya comprometido” de la Junta de Castilla y León para ediciones futuras. Además, en la plaza del Sagrado existe un mercado artesanal con productos de primera calidad, como el Queso Cynara y los Dulces La Espida de Castilla de La Vellés, con horario de 11 a 14 y de 17 a 22.30 hoy sábado y el domingo de 11 a 14 horas.

Músicas para vivir

Folk on Crest, ‘folk ibérico de bellota desde Salamanca’ –reza la propaganda del Festival, fue el primer en subir al escenario de la Plaza Mayor. Un grupo genuino donde cada uno de sus miembros realiza su propia fusión para crear, en conjunto, un estilo propio y pegadizo, que llega al público por su cercanía en ritmos y letras. Además, saben dar en cada lugar lo que se merece y esperan… Como esa interpretación tan especial del ‘Burro de Villarino’, coreado por toda la plaza. Folk on Crest demostraron en Villarino que saben a qué ‘juegan’ y, además, son capaces de versionar temas tradicionales con composiciones propias dándole un signo de creatividad propia.

Y tras un baile del corro y una jota a ‘la manera de cada cual’ llegó el turno de la esperada banda Coetus Ibérica. Nada más y nada menos que la primera orquesta de percusión en la Península Ibérica –al menos que se conozca-. Es la reunión, y la perfecta conjunción, de un sinfín de instrumentos de cada rincón de la geografía y que siempre han hecho música. Instrumentos, en muchos casos, desconocidos para el gran público, como es el caso del pandero cuadrado de Peñaparda, las tornaderas con los sonajeros, la zambomba u otros más sofisticados. Es la perfecta simbiosis de ritmos y voces… Qué bien sonó el fado en la noche de verano en la Plaza de Villarino –seguro que desde la Faya del templario se veían tintinear la luces de las bombillas de Bemposta, a decir de los ‘agentes’ Dani e Iván… Quizás cosas de meigas o, qué narices, cosas de las brujas de Zarapayas… que haberlas haylas y son catalanas… Así decían la abuela y luego la madre del viajero.

Un festival, en fin, bien organizado, de mucho interés y que, al menos, nos conduce a nuestras raíces transmitiendo una alegría muy viva llena de fuerza para continuar en la reivindicación de ´lo nuestro’ que es mucho y de inusitado interés.

Cuando el viajero se sumergía en las nebulosas del sueño y las claras del día asomaban por el Cuernito de abajo, aún, en la Plaza del pueblo, sonaban la flauta y el tamborino. La alegría viva de un pueblo y unas gentes llenas de vida, cachis!

PROGRAMA SÁBADO

21.00 H.- MELECH MECHAYA

Escenario Plaza Mayor

23.00 H.- SUSANA SEIVANE

Escenario Plaza Mayor

01.00 H.- JUDITH MATEO

Escenario Plaza Mayor

No hay comentarios

Dejar respuesta