La Diputación destina 45.000 euros para Proyecto Hombre

La Diputación de Salamanca destinará un total de 45.000 euros a la Fundación Proyecto Hombre para la prestación de servicios de atención a la drogodependencia a usuarios que residen en la provincia.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias y el presidente de Proyecto Hombre, Manuel Muiños, firmaron hoy un convenio

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias y el presidente de Proyecto Hombre, Manuel Muiños, firmaron hoy un convenio de colaboración mediante el que se establece que la Fundación Proyecto Hombre desarrollará los programas Moneo y Dédalo, dedicados a trabajos de prevención a la drogodependencia en los municipios salmantinos. También se llevan a cabo tareas específicas para la reinserción social de los usuarios.

Para ello, la Diputación de Salamanca destinará un total de 45.000 euros a la Fundación Proyecto Hombre para la prestación de servicios de atención a la drogodependencia a usuarios que residen en la provincia.

Asimismo, se comprometen a mantener al menos un 30 por ciento de las plazas residenciales de la Comunidad Terapéutica para usuarios que residen en el mundo rural.

De este modo, el presidente de la Diputación destacó que se presta un servicio de atención integral a las personas que buscan una salida al mundo de las drogas y que residen en los pueblos.

Javier Iglesias señaló que las tareas de prevención  y las campañas de sensibilización son “claves” para evitar que las nuevas generaciones se inicien en el consumo de drogas y por ese motivo, desde la Diputación de Salamanca realizan campañas concretas para hacer llegar ese mensaje a la sociedad.

La colaboración entre ambas instituciones se inició en el año 2003 y desde entonces ha sido constante. En 2015, gracias a este convenio, se atendió a un total de 742 personas.

La institución provincial ha destinado al ámbito de la prevención de las drogodependencias más de 83.000 euros en 2015 y gracias a este presupuesto se han impulsado programas específicos adaptados a la realidad de la provincia.

Así, destacan Programas de Prevención Familiar de las Drogodependencias, con talleres en los que han participado padres e hijos. También, se llevan a cabo de forma regular actividades de concienciación dirigidos a alumnos de institutos de Educación Secundaria y FP y acciones específicas durante el desarrollo de las fiestas patronales de los municipios.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta