La Salamanca monumental cobra vida con luz y sonido

El Festival de Luz y Vanguardias, patrocinado por Iberdrola y el Ayuntamiento de Salamanca, se fue inaugurado esta noche con un concurso que premiará con 10.000 euros a la mejor obra seleccionada por el jurado

El Ayuntamiento de Salamana, ‘sin permiso de la Unesco’, ‘derriba’ la fachada de la Casa Consistorial. Es porque la ciudad de Salamanca alberga desde este jueves y hasta el domingo la primera edición del Festival de Luz y Vanguardias. Todo un espectáculo de luz, color y sonido y una atmósfera galáctica -al menos en la plaza de Anaya con la exhibición de láser y humo-. Esta cita, patrocinada por Iberdrola junto al Ayuntamiento, permite pasear por unas céntricas calles iluminadas de colores y ver algunos de sus emblemáticos monumentos de una manera distinta a cómo han permanecido durante siglos en el centro de la ciudad.

El encendido, inaugurado por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, dio por iniciado el Festival en la Plaza Mayor, sede durante estas cuatro noches de las ocho obras de artistas y empresas participantes en un concurso que dotará con 10.000 euros al artífice de la mejor creación seleccionada por el jurado y con 1.000 euros a la obra más votada por el público en la web del Festival. El jurado de esta primera edición estará presidido por la comisaria del Festival, Lourdes Fernández, y contará además con Manuel Campo Vidal, Alicia Aza, María Jesús Díez, Luis Gómez y por el director del Festival, Alberto Mariñas. Las obras de los cuatro artistas invitados se podrán ver hasta el domingo, de forma ininterrumpida y proyectadas en bucle, desde las 22.00 hasta las 24.00 horas, prolongándose una hora más su exposición las noches de viernes y sábado. Al igual que el resto de exhibiciones.
Tras el encendido de la plaza, comenzó un recorrido por el resto de sedes del Festival que transitará a lo largo de la noche por la Casa de las Conchas, lugar de exhibición de los trabajos de 35 estudiantes de las facultades de Bellas Artes y Comunicación de la Universidad de Salamanca; el Patio de Escuelas de la Usal, sobre cuya fachada histórica se proyectará la obra de Daniel Canogar ‘Cannula’; la plaza de Anaya, lugar donde se ubica ‘- / |’ del holandés Edwin van der Heide; la iglesia del Convento de San Esteban y las obras ‘Daylight’ y ‘Firelight’ de la británica Anna Barriball; y el Colegio del Arzobispo Fonseca, espacio donde se muestra ‘Inercia’, de Carlos Irijalba.
Las obras de los cuatro artistas invitados se podrán ver hasta el domingo, de forma ininterrumpida y proyectadas en bucle, desde las 22.00 hasta las 24.00 horas, prolongándose una hora más su exposición las noches de viernes y sábado. Contarán con el mismo horario las obras proyectadas sobre la fachada de la plaza Mayor de Salamanca, si bien se irán mostrando sucesivamente como parte del concurso oficial. De igual manera sucederá con las creaciones de los estudiantes de la Usal que se proyectarán sobre la Casa de las Conchas.
“El Festival llega para quedarse”
Durante la inauguración, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, señaló que el Festival “llega para quedarse como una oportunidad cultural pero también turística y económica única para la ciudad”, porque, apuntó el alcalde, “contribuirá a traer nuevos viajeros, hacer crecer la economía y generar empleo”. Manifestó que el Festival “saldrá a la calle y fomentará la participación de múltiples colectivos sociales” y agradeció su colaboración a Iberdrola, personalizando dicho agradecimiento en la figura de su presidente, Ignacio Sánchez Galán.
El alcalde recordó que Salamanca es “Ciudad Patrimonio de la Cultura y ciudad universitaria desde hace casi ocho siglos, lo que la convierte en única e inmejorable para ser sede de acontecimientos culturales”. En la inauguración, junto a Fernández Mañueco, estuvieron los miembros del jurado del Festival, así como el secretario del Consejo de Administración de Iberdrola, Julián Martínez-Simancas, y el delegado de Iberdrola en Castilla y León, Joaquín Boneta, entre otras autoridades.
Y, aprovechando esta primera edición, Iberdrola – patrocinador principal- ha colocado en la Plaza Mayor y en la Plaza de la Concordia de Salamanca dispositivos que permiten a los visitantes adentrarse en paseos por la realidad virtual, concretamente pueden andar por espacios en ‘4D’ o simular un vuelo por la presa de Aldeadávila (Salamanca).

No hay comentarios

Dejar respuesta