Recta final del Taller de escultura ‘Abrazados a Tonda’ de Guijuelo

Elisa Merino continúa trabajando en la creación de un banco artístico en el monte, cuya realización está abierta a la participación pública hasta el domingo

Banco Elisa en el monte de Tonda de Guijuelo

Los más curiosos aún están a tiempo de participar en el Taller de escultura ‘Abrazados a Tonda’ que hasta el próximo domingo se está desarrollando en el monte, dentro del proyecto ‘Los Secretos de Tonda’ que se enmarca en el programa Voluntariado Juvenil 2016, patrocinado por el Ayuntamiento de Guijuelo, la Diputación y la Universidad de Salamanca.

El taller, que nació como una actividad puntual dentro de la ruta interpretada que se hizo el pasado 25 de mayo, se ha convertido en una actividad continua gracias al trabajo de la artista guijuelense, Elisa Merino. La escultura que consiste en la creación de un banco desde el cual poder descansar y disfrutar de la naturaleza y  en el que estarán representados parte de la flora y fauna autóctona. “La estructura del banco ya esta hecha y ahora en lo que consiste el trabajo es en crear la obra de arte. Van a estar presentes desde hojas de roble a jabalíes, corzos, conejos, patos o perdices”, explica Elisa Merino.

La artista guijuelense destaca que el taller consiste en la creación de esculturas con mortero y en modelar con ladrillo. “La actividad consiste en conseguir que participe el mayor número posible de personas”, explicaba Merino recalcando que una vez que termine el taller, el próximo domingo, ella se encargará de pintar la escultura, una vez que se haya secado el mortero.

La actividad se enmarca en la línea marcada por la Oficina Verde de la USAL  que busca que, dentro del Programa de Voluntariado Juvenil, se realicen actividades participativas que de alguna manera aúnen la cultura, el arte y la naturaleza. Sin embargo, es la primera vez que se realiza una obra de escultura dentro de la Ruta.

“Tenemos constancia de que están participando muchos guijuelenses a lo largo de estos días, poniendo su pequeño granito de arena y aprendiendo a modelar” apunta Mar Marcos, coordinadora del proyecto de la Oficina Verde recalcando que “además de ser una actividad participativa y bonita, es una oportunidad formativa para el que le apasione el arte, de la mano de una de las artistas locales más reconocidas”.

No hay comentarios

Dejar respuesta