Gran tentadero de Hermanos Mateos en el Bolsín de Alba

El novillero de La Fuente de San Esteban David Salvador sale como triunfador del I Bolsín 'Botijo de Filgrana' de Alba de Tormes, en una tarde donde las principales protagonistas y únicas, fueron las estupendas vacas de Hermanos Mateos.

David Salvador, triunfador del Bolsín de Alba de Tormes

El I Bolsín Taurino ‘Botijo de Filigrana’ de Alba de Tormes llegó a su final esta tarde de domingo. Con una ‘Cubierta’ que no desmerecía de entrada, se tentaron seis vacas de Hermanos Mateos que, a decir verdad, fue lo mejor de la tarde. Seis vacas que, aún, deberían estar siendo toreadas. Seis vacas igualadas, de bravura generalizada y, por cierto, nobles.

Ante ellas, seis finalistas que, de una forma u otra en su toreo, buscaron convencer y, lo principal, no sabemos si convercerse a sí mismos. De todo un poco y de poso poco también. Destacó José Bonilla -de Valdecarros, con muchos seguidores del pueblo vecino-, en sexto lugar, ante una muy buena vaca, donde desplegó gusto y variedad. Algunos muy ‘hechos’ y con mucho oficio, como el abulense de Navas del Marqués Daniel Barbero.

David Salvador, de La Fuente de San Esteban, también compareció como el ‘favorito’ para ganar la Final, que lo consiguió, bajo decisión de los señores jurados. Lo cierto es que en una tienta desigual, dejó constancia de gusto y estética. Por su parte, el madrileño Alfonso Ortiz, conocido por los certámenes salmantinos, también sigue en su línea de oficio y técnica.

Por su parte, el portugués Sergio Nunes tiene un concepto clásico del toreo y se le vio con muchas ganas en La Cubierta. Finalmente, el francés ‘El Adoureño’, Yannis Djeniba, viene de recuperarse de un año inactivo por una cogida. También se le ve activo y con gusto.

Este bolsín, en su primera edición no dio más de sí. Dará la novillada sin picar con los triunfadores a celebrar en las Fiestas de la Transverberación de Alba de Tormes… Nos vamos de Alba con el regusto de una vacas de ‘primera’. Por cierto, el triunfador ha sido David Salvador. A esperar que la ‘humildad’ sea también una seña de identidad de los que ahora empiezan, porque el camino es largo, difícil y lleno de profundos baches.

No hay comentarios

Dejar respuesta