El Banco de Alimentos de Salamanca busca empresas colaboradoras en Guijuelo

Con el objetivo de llegar a los más necesitados, la ONG solicita cesión de productos así como aportaciones económicas para mantener el puesto de una trabajadora social

Godofredo García acompañado de la concejala de Bienestar Social, Yolanda Alonso, y un voluntario

El Centro Cultural servía ayer de escenario para que el Banco de Alimentos de Salamanca explicase, en Guijuelo, el trabajo que desde hace años viene desarrollando en la provincia. El presidente provincial, Godofredo García acompañado de la concejala de Bienestar Social, Yolanda Alonso, un voluntario y la trabajadora social explicaron, a los medios de comunicación y las empresas convocadas, la importancia de colaborar con el Banco de Alimentos así como su funcionamiento. “Somos una ONG apostólica y aconfesional”, apuntaba el presidente recalcando que su objetivo es llegar a todos aquellos que tienen necesidades básicas. “Solo durante el año pasado se repartieron cinco millones de kilos de alimentos. De hecho, en nuestra provincia atendemos a unos 14.000 beneficiarios”, dijo recalcando la importancia de que las empresas de la villa se conciencien de la posibilidad de colaborar con el Banco de Alimentos. “Muchas de ellas tiene excedentes con los que nos saben qué hacer o que incluso les cuesta dinero deshacerse de ellos. Nosotros los podemos reutilizar, siempre que sean productos aptos para el consumo”, indicó.

Godofredo García destacó la colaboración que mantiene la ONG con algunas de las empresas guijuelenses aunque apuntó “es importante mantener esos lazos y crear otros con empresarios que aún no conocen nuestro trabajo”. Por eso, recalcó que ahora, en el Banco de Alimentos de Salamanca cuentan con cámaras frigoríficas con las que mantener los alimentos durante más tiempo. “Gracias a ello ahora podremos almacenar productos frescos, algo que también queremos que tengan en cuenta los empresarios de Guijuelo”, destacó.

El presidente provincial de la ONG insistió en el carácter benéfico de la asociación subrayando el trabajo de los voluntarios. “Ha habido momentos de campañas específicas en las que hemos contado hasta con 400 voluntarios”, indicó resaltando testimonios como el del conocido hematólogo, Ignacio Alberca que dedica su tiempo, ahora ya prejubilado, al Banco de Alimentos. “Desde que llegué, hace dos años he podido comprobar cómo se optimizan los recursos. Hemos avanzado mucho en la puesta en contacto de las 150 entidades con las que trabamos con los beneficiarios”, explicó recalcando que aunque la ONG se dedica a recoger alimentos también han iniciado una campaña para recaudar el dinero anual necesario para mantener el puesto de una trabajadora social.

No hay comentarios

Dejar respuesta