El Grupo Popular insiste en subvencionar a Ausbanc

El Grupo Popular asegura que un informe jurídico deja en evidencia a la oposición por tratar de excluir a una asociación del registro municipal de forma arbitraria

Luis Pineda, 'alma mater' de Ausbanc

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Salamanca asegura que un informe del secretario general deja en evidencia a la oposición por tratar de excluir a una asociación del registro municipal de forma totalitaria y arbitraria sin informes jurídicos que lo avalen y sin dar audiencia a la entidad afectada. Esta actitud, según añade el Grupo Municipal Popular, es más propia de regímenes totalitarios que de una sociedad democrática y de un Estado de Derecho.

Los grupos de Ganemos, PSOE y Ciudadanos acordaron el pasado mes de abril en la Comisión de Bienestar Social retirar a la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) del listado municipal vulnerando los derechos y los principios básicos de nuestra Constitución y de nuestra Democracia.

En contra de la decisión arbitraria de la oposición, el secretario general afirma que “una o varias referencias de prensa o informaciones aparecidas en los medios de comunicación, sean de tipo que fuesen, no son motivo por sí mismas para tomar decisiones en el ámbito del derecho administrativo sancionador”.

El secretario de la institución prosigue diciendo que el Ayuntamiento “lo que no puede hacer, ello sería contrario a derecho, por un defecto de procedimiento, es darle de baja, sin previamente notificarle la apertura del expediente con indicación de las causas o motivos”.

Por ello, el Grupo Municipal Popular asegura que la oposición se saltó la ley porque adoptó esta decisión a sabiendas que la Comisión Municipal no tiene competencias para ello y pese a la advertencia hecha por los concejales populares de que estas decisiones solo se pueden aprobar respetando escrupulosamente los procedimientos legalmente establecidos.

Finalmente, el Grupo Municipal Popular señala que resulta contradictorio que los que no paran de exigir el respeto a los derechos se hayan saltado ahora a la torera el respeto a la ley, el Estado de Derecho y a los más elementales principios constitucionales.

No hay comentarios

Dejar respuesta