Antonio Paz, primer capitán de Unionistas, anuncia su marcha

El capitán de Unionistas de Salamana, Antonio Paz, anuncia su marcha del club por motivos laborales en el extranjero.

Adiós del capitán del Unionistas

Antonio Paz, primer capitán de la historia de Unionistas de Salamanca CF, no formará parte de la plantilla de la próxima temporada. El jugador, al que se le ha ofrecido la renovación, ha comunicado a la dirección deportiva que no continuará en el club ya que el próximo año vivirá en el extranjero por motivos laborales.

Criado en la cantera de la UD Salamanca, Paz fue el capitán en prácticamente todas sus categorías inferiores hasta División de Honor Juvenil y fue elegido como tal por sus compañeros y cuerpo técnico de Unionistas. El defensa central, clave en el ascenso a Regional, continuó siendo una referencia en el vestuario blanquinegro en la campaña actual, la del ascenso a Tercera División.

Con el adiós al primer capitán, se marcha un jugador que ha peleado por la camiseta blanquinegra en 25 ocasiones, ganado dos ligas y levantado el trofeo del I Memorial UDS. Sin embargo, el club gana un espejo ejemplar en que todos los jugadores, canteranos y socios se mirarán para siempre.

Desde el club, agradecer a Antonio su profesionalidad y comportamiento intachable, además de desearle toda la suerte en su futuro personal y deportivo. Unionistas es y será, para siempre, su casa.

Astu: “Antonio es un ejemplo para cualquier deportista”

El director deportivo y entrenador del club, Jorge González ‘Astu’, también quiso tener unas palabras hacia Paz: “Es un jugador especial, un ejemplo para cualquier deportista, gente así es la que merece la pena conocer”, asegura el técnico blanquinegro, que destacada el carácter de Antonio pese a jugar menos que al inicio: “No participaba lo que a él le hubiese gustado pero siempre ha dado todo por el equipo y no ha tenido ni una mala palabra hacia nadie. Siempre será nuestro capitán, todos iremos pasando y siempre quedarán el club y Antonio Paz. Gracias Capitán”.

Carta de despedida de Antonio Paz:

Muy buenas a toda la familia unionista, me dispongo a escribir esta carta que espero que no sea una despedida, ni un adiós, solo un hasta pronto. Es cierto que ha llegado el momento de poner punto y final a esta increíble etapa como jugador y capitán del equipo, pero la vinculación a unionistas va más allá de poder recoger un trofeo o rematar un córner con el dorsal número 4 a la espalda, ser unionista es una manera diferente de entender el fútbol y es el sitio perfecto para recordar y homenajear a nuestra querida Unión Deportiva Salamanca.

Lo primero de todo es agradecer a la directiva y el grupo de trabajo el trato y la confianza que desde el minuto 1 han tenido en mí a lo largo de estos dos años. También dar las gracias a todos los integrantes del cuerpo técnico (que son tantos que parecen otro equipo) por su cercanía, respeto y todo lo mucho y bueno que de ellos he podido aprender.

Agradecer de manera especial a la afición todas las muestras de cariño y el privilegio que supone recibir ese apoyo cada fin de semana en cualquier campo de la comunidad y a través de las redes sociales. No me quiero olvidar tampoco de la magnífica cantera que tenemos, tantos padres como jugadores sois el motor y futuro del club tenedlo siempre presente, mención especial a mis “enanos” del alevín A todo lo que he aprendido con ellos en este año será difícil de olvidar.

Por otro lado que decir de todos mis compañeros, en un año complicado en lo personal siempre han estado ahí cuando se les necesitaba, siempre he sido su capitán y también su amigo y es algo por lo que les estaré agradecido eternamente, además la magia del futbol te permite conocer personas que después de unos meses se convierten hermanos.

Por último quería acordarme de mis padres, familia y amigos cercanos por estar ahí siempre tanto en los momentos buenos como en aquellos no tan buenos donde de verdad hace falta ese apoyo. Mucha suerte la temporada que viene tanto al primer equipo en una categoría acorde a la magnitud del club como a todos los equipos de la cantera. Salamanca vuelve a respirar fútbol y es lo que necesita esta ciudad, vendrán y se irán jugadores pero animo a todos a seguir remando en este barco de locos, en esta visión utópica pero a la vez real del fútbol, en este estilo de vida tan garrapatero que solo unos pocos pueden entender. Allá donde me guíen mis pasos seguiré defendiendo los colores blanquinegros y para despedirme me gustaría emular al gran Jon Snow diciendo: “Ahora mi guardia ha terminado, ¡Hala Unión!”

No hay comentarios

Dejar respuesta