Detenidos un menor y su madre por robos con pistola simulada

Además se ha detenido a otro joven de 18 años.

La Policía Nacional ha detenido a un menor y a su madre, junto a otro joven de 18 años, como presuntos autores de al menos seis robos, en los que amenazan a las víctimas con una pistola, que ha resultado ser “simulada”.

Según han informado fuentes de la Comisaría Provincial de Salamanca, los tres son integrantes de un mismo grupo que “actuaba de forma organizada y con similar ‘modus operandi’ en la comisión de hechos delictivos de robo con violencia o intimidación”.

La investigación comenzó el 18 de marzo del presente año y se les atribuye al menos los robos a tres repartidores de establecimientos de comida rápida, a un salón de juegos de la Avenida de Torres Villarroel, a un locutorio del Paseo de Gran Capitán y a una mujer que regresaba a su domicilio en la calle Moreruela.

Inicialmente, los agentes policiales investigarón quiénes eran los autores de robos a repartidores de comida rápida, tras tres denuncias presentadas el 18 de marzo y el 10 y 17 de abril.

Los repartidores acudían a domicilios sitos en la Plaza de Castrotorafe y la calle Astorga, desde donde presuntamente se les pedía comida. Allí, eran intimidados por dos o tres personas con una pistola o armas blancas, con la cabeza tapada por pasamontañas o prendas similares, y les quitaban el dinero que llevaban, carteras y las bolsas de comida.

Posteriormente, el pasado día 28 de abril, se produjo un robo con violencia o intimidación, con una pistola “presuntamente simulada”, en un locutorio del Paseo de Gran Capitán.

Detenciones

La colaboración prestada por clientes y empleada del local permitió la “inmediata detención” del presunto autor, un joven de 18 años, que era una de las personas que estaba siendo objeto de investigación por los robos a los repartidores.

Tras su detención se recuperaron prendas de vestir, que había utilizado para cometer el robo, en un callejón donde le habían sorprendido entregando a otra persona el bolso con el dinero robado, 2.300 euros.

Las gestiones practicadas posteriormente han permitido detener también a un menor de edad y a su madre, de 41 años, que vivían en la calle Astorga, a donde se hicieron pedidos de comida.

Igualmente, la Policía les considera “presuntos responsables, en distintas formas de participación, tanto en el robo cometido en el locutorio, como en el salón de juegos y en los delitos de los que habían sido víctimas los repartidores y por los que estaban siendo investigados”.

Registro domicilio

En el registro, efectuado con autorización judicial en el domicilio en que residían, se han incautado distintos efectos sobre los que se investiga su presunta procedencia ilícita y prendas que han sido utilizadas en la comisión de los ilícitos de los que se les considera responsables.

El menor detenido ha sido puesto a disposición de la Fiscalía y los otros a disposición de la autoridad judicial, para el caso de la mujer se ha decretado su ingreso en prisión preventiva.

La investigación continúa abierta respecto a la presunta participación de otras personas en los hechos descritos.

No hay comentarios

Dejar respuesta