Una escultura de Henry Moore sufre pintadas vandálicas

Una de las grandes esculturas de Henry Moore expuestas temporalmente en la Plaza de Anaya de Salamanca ha sido dañada por una pintada vandálica

Escultura de Henry Moore atacada por los vándalos en la Plaza de Anaya

Una de las grandes esculturas de Henry Moore expuestas temporalmente en la Plaza de Anaya de Salamanca ha sido dañada por una pintada vandálica, concretamente se trata de la obra ‘Figura reclinada en dos piezas, número 2’.

   Esta talla de bronce ha sido pintada con un bote de ‘spray’ de color naranja, el mismo tipo que el utilizado también en los últimos días para dibujar unos genitales en la escultura de Rafael Farina, en las inmediaciones del Palacio de Congresos, y en la pintada en la fachada de la sede del Partido Socialista de Salamanca.

Se da la circunstancia que en el mes de abril también amanecieron con este mismo de actos vandálicos, en este caso de color rojo, el verraco de piedra y la escultura del Lazarillo de Tormes, que están junto al Puente Romano de Salamanca.

No hay comentarios

Dejar respuesta