897 desempleados menos en abril en Salamanca

Datos laboralmente positivos, socialmente generadores de pobreza, según anota CCOO. Cifras que arrojan 505 altas en la seguridad Social y 897 desempleados menos durante el mes de abrilo en Salamanca

Oficina del Ecyl.

Un mes de abril que cierra con datos positivos respecto al mercado laboral de nuestra provincia, pero que con respecto a las prestaciones, subsidios y cantidades que se perciben por parte de quienes se mantienen en desempleo, “siguen generando pobreza y exclusión social”, según CCOO.

505 nuevas altas en la Seguridad Social, 85.037 en el régimen general y 27.292 en el régimen de autónomos, resultado de la realización de 7.919 contratos, 168 más que en el mes de marzo, sin duda son datos positivos en cuanto a lo cuantitativo, dejando de ser buenos datos cuando se comprueba cómo se sigue acentuando la contratación temporal y a tiempo parcial, con un 91.45% (7.242 contratos), frente a la contratación indefinida que se queda en un 8.54% (677 contratos).

Con respecto a los datos que publica el ECyL, desciende el número de personas registradas en los Servicios Públicos de Empleo en 897 personas, evidentemente más que las que han encontrado empleo, por lo que seguimos constatando como este número se reduce por la falta de confianza en esta entidad.

En este caso, desciende el número de desempleados en el Sector de la Agricultura en 14 personas, en Construcción con 192, en el Sector Servicios en 668 y aumenta en el Sector de la Industria en 7 personas desempleadas más.

Los datos bajan de la barrera de los 30.000 desempleados, quedando este mes de abril con 29.642, de los cuales 12.701 son hombres y 16.941 mujeres. Desciende el número de hombres desempleados en 533 y el de mujeres en 364.

Analizando el apartado de las prestaciones, comprobamos como no todo es positivo en este mes. De las 29.642 personas desempleadas, 16.407 no cobran ninguna prestación, un 55.35%, aumentando, por desgracia, este porcentaje en un 0.46%.

Y el mismo preocupante descenso se produce en la cantidad media que se percibe de prestaciones, hemos pasado de los 748.8 euros del mes de marzo a los 742.4 de este mes de abril, 6.4 euros menos.

En definitiva, aumenta el porcentaje de las personas en desempleo que no cobran ninguna prestación ni subsidio y de las que cobran, lo hacen en una menor cantidad económica.

Valoración de CCOO

Sin duda que “no podemos seguir permitiendo que esta sea la forma permanente de generación de empleo en nuestra ciudad, precario, temporal, a tiempo parcial y sin ningún tipo de continuidad, a la vez que se consolidan las personas en desempleo mayores de 50 años y apenas se reduce el número de mujeres desempleadas”.

Así, Emilio Pérez, secretario general de CCOO en Salamana, asegura que “como hemos planteado en nuestras reivindicaciones de este Primero de Mayo, la derogación de las reformas laborales, tiene que ser inminente, para conseguir la creación de empleo de calidad y con derechos”.

También “hay que incrementar el Salario Mínimo Interprofesional, para mejorar el poder adquisitivo de los salarios y conseguir una mejor y más justa distribución entre la riqueza generada por los trabajadores a las empresas y sus beneficios empresariales. Garantizar la percepción de una Renta Mínima que asegure una prestación económica a todas las personas y familias y que estando en edad de trabajar no tengan ese acceso al mercado laboral”.

Entre otras cuestiones, desde CCOO apelan por velar para asegurar el mantenimiento de las empresas y evitar las deslocalizaciones, una fórmula cada vez más presente, por desgracia en nuestra comunidad, debilitando nuestro tejido empresarial. Mejorar el Sistema de Protección por Desempleo, aumentando su cobertura cuantitativa y cualitativa. Acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, hay que tomar medidas para poner fin a la brecha salarial y laboral de género. Fortalecer los Servicios Públicos, como garantes de cohesión social. Impulso de una potente política Industrial, que fortalezca el sistema productivo, que genere más empleo estable y de calidad.

Finalmente, apostar por la Negociación Colectiva como instrumento imprescindible en el restablecimiento del equilibrio en las relaciones laborales, que permita construir una sociedad más justa y democrática.

No hay comentarios

Dejar respuesta