La Feria del Queso de Hinojosa no tiene techo

Hinojosa de Duero cerró su Feria más internacional, dedicada al queso, con unas cifras que pueden batir todas las marcas anteriores de su trece ediciones. No existen datos fiables, lo que sí es cierto son las manifestaciones de artesanos, participantes y empresarios locales quienes mustran su “total satisfacción” por el transcurrir del evento y, además, por las miles y miles de personas que se han pasado por el recinto ferial el sábado y el domingo.

Todo ello significa que la Feria del Queso de Hinojosa de Duero “no tiene techo”. El techo soloo lo podrán poner las administraciones que siguen sin darse cuenta de la verdadera importancia y trascendencia de esta Feria para toda la comarca, la provincia y también para los concejos de la vecina Portugal. Es hora de que tanto la Diputación de Salamanca como la Junta de Castilla y León -sin restar protagonismo al pueblo y su pueblo- se comprometan decididamente en su apoyo.

La Feria comenzó con la emoción de las palabras de Jorge D’Alessandro -cercanía, sencillez, trato…- y culminó con el Grupo de Coros y Danzas Doña Urraca de Zamora, que gustó mucho a todos los presentes por su belleza de ropas y sus alegres bailes. De por medio, los Pauliteiros de Sendim con su fuerza y colorido, pero también las degustaciones de productos autóctonos de Ordizia -Queso Idiazábal-, Freixo de Espada à Cinta, Figueira do Castelo Rodrigo e Hinojosa de Duero. Como también la cata de vino DO Toro a cargo de la Bodega CaroDorum de Carmen Rodríguez Méndez, como también espumante de la Adega de Figueira de Castelo Rodrigo.

Exposiciones y también productos de primera calidad llegados de todos los rincones, de Mallorca a Málaga, Francia, Cantabria, Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galizia, Castilla y León y Portugal…

Sin lugar a dudas, un Feria del Queso que cada bate récords y, según avanza en el tiempo, no tiene techo.

No hay comentarios

Dejar respuesta