Guijuelo y Logroñés firman tablas

Guijuelo y Logroñes empataron a un gol en un intenso partido. Un resultado que no sirver a ningundo de los equipos para satisfacer sus aspiraciones de final de temporada.

Imagen que resume el partido. Control, intensidad y reparto de puntos./ FALCAO

El Guijuelo empató (1-1) a falta de tres jornadas para el final del campeonato liguero y a pesar de conseguir un punto, se aleja de la quinta plaza que otorga un puesto para disputar la Copa del Rey. Un ‘garrafal’ despiste en defensa permitió que los riojanos empataran un partido que el Guijuelo, por méritos, nunca debió perder. Pero la grandeza del fútbol reside en estas incertidumbres. No fue por ocasiones, porque los locales las tuvieron. Tampoco por ‘garra’ y empuje, que lo tuvo. Pero los errores en este deporte se pagan muy caros. Y el Guijuelo pagó con la pérdida de dos puntos errores en ataque y errores en defensa.

El Logroñés, cuarto clasificado, consiguió un punto que tampoco le sirve para luchar por los playoff de ascenso. El Guijuelo, por el contrario, sigue de media tabla para arriba con la permanencia asegurada, pero que no le sirve, de momento, para asaltar la quinta plaza y poder luchar por entrar en la Copa. Eso sí, aún quedan tres partidos, nueve puntos, y nada está escrito ni firmado. Los jugadores no deben bajar los brazos y luchar hasta el último suspiro, porque es posible, visto lo acontecido en partidos anteriores.

Ya en el partido -muy interesante partido, disputado, serio, de Segunda, intenso, duro pero de mucha deportividad-, en la primera parte Pino adelantó a los de De la Barrera, en un partido de mucho control, de mucho trabajo y experiencia por parte de los jugadores del Logroñés, que no dejaban jugar ni tocar a los locales. No importaba cortar el juego o dar un patadón a la techumbre de la grada. Ayub sufría falta tras falta… Eso sí, no peligrosas que el árbitro -que dejaba jugar y con temple, mucho temple- no pitaba. Con un férreo Logroñés, el gol de Pino vino como ‘agua en mayo’ -porque en abril ya tenemos mucha-. Todo parecía indicar que el resultado sería casi inamovible porque el Logroñés se hacía fuerte en el centro del campo pero no creaba demasiado peligro.

En la segunda mitad, un único despiste -garrafal despiste- le sirvió al Logroñés para igualar el partido con un gol de Milla -el Milla local estaba en la grada y dice que en el próximo partido lo podramos ver saltar al terreno de juego al menos unos minutos-. El Guijuelo tuvo más ocasiones, algunas claras para marcar pero unas veces por falta de acierto, otras por falta de entendimiento –Ayub por dos veces, al querer dar el pase y no tirar él-, y alguna otra perdida. Pero el resultado no se movía. De la Barrera hizo solo un cambio, sacando a Luque -que lo había hecho bien, fajándose adelante y en el centro del campo- y dio entrada a Raúl Ruiz quien, también, dispuso de una ocasión y, además, dio más frescura a la delantera. Sorprendió el entrenador local con un solo cambio…

Reparto de puntos, al final, que no le sirve a ninguno de los dos equipos de cara a sus objetivos de final de temporada. El Guijuelo debe intentar arañar fuera lo que dejó en casa porque, de la próxima temporada, ya hablaremos largo y tendido. Tiempo habrá.

FICHA DEL PARTIDO

1 CD GUIJUELO: Kike Royo, Piojo, Ramiro, Jonathan, Aitor Aspas, Javi Rey, Palazuelos, Jonxa Vidal, Ayub, Julián Luque (Raúl Ruiz, min. 77) y Antonio Pino.

1 UD LOGROÑÉS: Miguel, Barreda, Santelices (Adrián Cruz, min. 75), Borja, Paredes, Jacobo, Adrián León, Titi (Alegre, min. 63), Chevi, Pere Milla (Carlos, min. 78) y Luis Morán.

GOLES: 1-0, min. 64, Pino. 1-1, min. 73, Milla.

ÁRBITRO: Alonso Portillo, del colegio andaluz. Amonestó a Javi Rey, del Guijuelo, y a Borja, del Logroñés.

INCIDENCIAS: Realizaron el saque de honor los jugadores cadetes del Alhambra Guijuelo tras proclamarse campeones de Castilla y León de Fútbol Sala. Unos 450 espectadores en el Municipal de Guijuelo.

No hay comentarios

Dejar respuesta