La Junta aprueba sellar tres vertederos

El Consejo de Gobierno ha conocido esta mañana la aprobación de un gasto de un millón de euros para el sellado de los vertederos de residuos urbanos de las localidades de Tordillos, Machacón y Calvarrasa de Abajo, en la provincia de Salamanca, actuaciones que llevará a cabo la Consejería de Fomento y Medio Ambiente durante 2016 y 2017.

Un vertedero

El sellado de estos cuatro vertederos están englobados dentro de las actuaciones que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente está desarrollando en el ámbito de la gestión integral de los residuos urbanos para la prevención, recuperación, reciclado y eliminación de los residuos urbanos en todas las provincias de la Comunidad, encuadrado dentro de la línea establecida en el Séptimo Programa de Acción Medioambiental de la Unión Europea. Las actuaciones consistirán en la construcción de redes de drenajes de lixiviados y de pluviales, evacuación de gases y revegetación de la superficie.

Los vertederos de Tordillos y Machacón, en la provincia de Salamanca, acogen residuos tanto en su superficie como enterrados, mientras que en el de Calvarrasa de Abajo, todos los residuos están bajo tierra.

La ejecución de las obras para los vertederos de Tordillos y Calvarrasa de Abajo se efectuará de una sola vez ya que se utilizará parte de la parcela no ocupada por el vaso para el acopio de tierras, y se procederá al sellado del vaso y a cubrirlo de tierra. En el de Machacón se ejecutará en dos fases, en la primera se acopiarán los residuos en una mitad de la parcela mientras se ejecuta el vaso en la otra mitad para posteriormente hacer los mismo con la otra parcela, concluyendo con el sellado del vaso que se cubrirá con tierra. El vertedero de Noceda del Bierzo está ubicado en un terraplén y actualmente se encuentra inactivo, y se pueden encontrar residuos inertes, vertidos domésticos y otro tipo de residuos vegetales.

En todos ellos se va a proceder a su desratización, excavación del vaso, impermeabilización, drenaje de lixiviados, extendido y compactación de residuos, desgasificación, colocación de carteles informativos con la leyenda ‘Vertedero clausurado-Prohibido Verter’ y su posterior revegetación.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se comprometió en su comparecencia de legislatura de las Cortes de Castilla y León al sellado de los vertederos que restan, de los 551 inventariados para dar cumplimiento al Plan Integral de Residuos de Castilla y León.

No hay comentarios

Dejar respuesta