El Infierno Azul golpea primero

Perfumerías Avenida no se rindió hasta terminar venciendo a Spar CityLift UniGirona 72-60 en el primer asalto de la final de Liga Femenina de Baloncesto.

La 'marea azul'

Parecía perdido, sí, pero Avenida recordó al Avenida de las grandes noches. Cuarenta minutos en Würzburg son “molto longos”, que dicen algunos, y este equipo no se rinde, no se rindió hasta terminar venciendo a Spar CityLift UniGirona 72-60 en el primer asalto de la FINAL de Liga Femenina. Un partidazo en el que Avenida no llegó a ir por delante hasta falta de cuatro minutos, se remontó desde la casta, desde un Infierno entregado, impresionante lo vivido esta noche, para ser recordado (y refrendado). A casta, a eso no hay quien gane a la capi, crucial en la remontada imposible como una Alana imperial o el coraje de Asurmendi. Con ellas, con un equipo lleno de corazón y una afición que estuvo más que a la altura, todo es posible.

Pero volvamos al principio, y el principio no fue bueno. Hay que tener mucho “temple” en las finales, y más cuando se está ante una afición que vivía por y para el equipo desde antes de empezar. Avenida comenzó fallando canastas fáciles y descuidando labores interiores en defensa. UniGirona no escondío la carta de la zona, que la mantuvo en su mano los cuarenta minutos, con resultado aceptable más de la mitad del choque. Las charras, a remolque y sólo salvadas por los triples de Gabi, se retiraban 15-20 tras el primer cuarto.

Hacía la goma el equipo salmantino, en un quiero y no puedo en el que se había convertido el partido. La lucha del rebote era ya tremendamente desigual, terminó el partido 23 a 38, y se notaba la falta de rodaje de nuestras cincos incapaces de frenar a Coulibaly. Rondando los diez de desventaja, se encendían las alarmas y Beard comenzaba a tirar, y nunca mejor dicho, del carro para mantener a Avenida en partido. 32-40 al descanso, mucho que cambiar.

Pero no, no cambiaba. Lejos de dar el arreón, Avenida se sumió en la falta de acierto en la vuelta de vestuarios. Tres puntos en cinco minutos, todos de tiro libre, imposible a pesar de que la defensa había mejorado ligeramente. Las alarmas ya estaban completamente encendidas cuando UniGirona se ponía quince arriba. El equipo azulón estaba contra las cuerdas, errático y ansioso pero apareció la magia. Primero fue un parcial de 7-0 para reducir ventajas antes de finalizar eltercer parcial, y quedaba lo mejor por ver.

Nueve abajo, diez minutos, ¿qué hizo el Infierno? Meter calor, meter ruido, hacer su trabajo a la perfección. La afición espoleada por una defensa impecable, asfixiante. Girona no era capaz de pasar a veces del centro del campo y en ataque… El carro volvió a los mandos de Silvia, cuando se atascaba Avenida, surgió para levantar Würzburg. A ella la ayudaba una Asurmendi que espoleaba a las masas, les pedía más y el Infierno se lo dio. Por primera vez, a cinco minutos, dos arriba de Avenida y de ahí no se bajaría. El final de partido pudo tener su momento complicado con el 63-60, pero Silvia, Alana, Gabi, de tres en tres, para romper la eterna zona, remataban el choque, más ampliamente de lo parecido. La victoria se quedó en casa cuando muchos, a mitad de partido, no contaban con ello, pero esto es Würzburg, es otra historia. Ahora ya, sin presión, sin nervios, Avenida lo intentará cerrar en Girona. Hemos golpeado una vez, queda otra.

FICHA DEL PARTIDO

PERFUMERÍAS AVENIDA 72- SPAR CITYLIFT UNIGIRONA 60 (15-20, 17-20, 14-15 y 26-5)

Avenida: Domínguez (16), Rodríguez (5), Beard (13), Marginean (13) y Ndour (4). Jugaron también: Asurmendi (9), Vitola (4), Gemelos (3), Gidden (3) y Kobryn (2)

UniGirona: Jordana (3), Givens (21), Knezevic (0), Spanou (16) y Coulibaly (12). Jugaron también: Lucas (6) y Kuktiene (2).

Partido disputado en un Würzburg lleno hasta la bandera

No hay comentarios

Dejar respuesta