Reclaman al Ayuntamiento el uso público y cultural de San Polo

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio reclama al Ayuntamiento de Salamanca que no privatice el uso de la Iglesia de San Polo

Restos de la iglesia de San Polo en Salamanca

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha pedido al Ayuntamiento de Salamanca que no autorice la instalación de una terraza para uso hostelero en el espacio público que conforma el interior de la antigua Iglesia de San Polo, de acuerdo con los intereses generales de una ciudad que se promociona universalmente y debe contar con unos estándares de calidad para la visita turística y el acceso al patrimonio. La terraza, objetivamente, no permite la contemplación y la visita libre y cómoda, lo que contraviene la legislación, ya que ocupa la mayor parte del espacio con sus mesas, sillas, sombrillas, estufas y jardineras (colocadas sobre los ábsides y junto a las paredes del templo), mobiliario que desvirtúa gravemente la concepción del bien.

El Ayuntamiento, como propietario de los restos de esta iglesia, en los cuáles acaba de invertir 76.835,00 euros, no debe entregarlos bajo ningún concepto para beneficio de un negocio privado y menoscabo del patrimonio histórico, artístico y cultural de Salamanca. De igual forma, se deben revisar los convenios o acuerdos existentes con la propiedad del Hotel San Polo para la utilización como almacén de la estructura de la torre de este Bien de Interés.

Por todo ello, Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio propone que se impulse la difusión de la Iglesia de San Polo hacia quienes visitan Salamanca, desde la oficina de turismo; hacia los salmantinos, incluyéndola en programas didácticos como ‘Las llaves de la ciudad’; y también siendo escenario de programas culturales, como el denominado ‘Plazas y patios’.

Obras de restauración

En cuanto a las obras de restauración, que tienen como fin principal sanear el edificio ante los problemas de humedad ocasionados por la lluvia y por las aguas subterráneas y que se realizan con casi una década de retraso (a pesar de la contundencia de los informes municipales y de que ya fueron presupuestadas en el año 2014), desde la Asociación se ha solicitado protección para el alfiz y otros elementos labrados de la fachada oeste, con el fin principal de evitar un mayor desgaste y posteriores desprendimientos por la acción de la lluvia, aspecto que ya se había trasladado en ocasiones anteriores.

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural ha pedido al Ayuntamiento que retire el soporte para pancartas situado en las inmediaciones de este monumento.
La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural ha pedido al Ayuntamiento que retire el soporte para pancartas situado en las inmediaciones de este monumento.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio también ha recordado al Ayuntamiento de Salamanca que la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural le ha pedido que retire el soporte para pancartas situado en las inmediaciones de este monumento. El Consistorio haciendo caso omiso al organismo competente da un mal ejemplo de respeto hacia el patrimonio histórico, incluso del que es propietario, si bien éste no es el único elemento extraño debido al sinnúmero de farolas, indicadores, cámaras de vigilancia y señales del tráfico que ahí se sitúan.

Todo ello, a pesar de que el Ayuntamiento dispone de informes y propuestas en favor de la supresión del tráfico rodado en las calles San Pablo y Arroyo de Santo Domingo, incluso para el Puente de Enrique Estevan, lo cual, de llevarse a cabo redundaría muy favorablemente en la conservación y disfrute de este singular monumento que hoy día sólo se puede contemplar desde su acera junto a la que transitan miles de vehículos y autobuses cada día, los cuáles impiden que más personas se acerquen a conocerlo.

Por último, con motivo de la finalización de las obras de restauración, “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” entiende que el Ayuntamiento de Salamanca debe promover ante la Junta de Castilla y León la resolución favorable del expediente incoado en el año 1992 para la declaración como Bien de Interés Cultural de los restos de la Iglesia de San Polo. La Asociación ha preguntado por esta cuestión en numerosas ocasiones a lo largo de los últimos años y, aunque no ha obtenido respuesta alguna, nuevamente ha preguntado por la resolución de ese expediente.

No hay comentarios

Dejar respuesta