La Policía Nacional libera a tres mujeres obligadas a ejercer la prostitución

Las víctimas, de nacionalidad rumana, eran obligadas a mantener relaciones sexuales con los clientes las 24 horas del día.

Agentes de la Policía Nacional han liberado en Salamanca a tres mujeres de origen rumano obligadas a ejercer la prostitución por los miembros de una familia de su misma nacionalidad, una operación que se ha saldado con la detención del “máximo responsable del grupo” y que se inició con una denuncia anónima a través de la página web www.policia.es.

Según la información facilitada por fuentes policiales, las víctimas eran obligadas a mantener relaciones sexuales con los clientes las 24 horas del día.

Las investigaciones tuvieron su origen en varias informaciones anónimas, en las que se ponía en conocimiento de la Policía la existencia de varias mujeres que estaban siendo explotadas sexualmente en pisos y viviendo en “pésimas condiciones” en la ciudad de Salamanca.

A partir de los datos aportados, los agentes investigaron hasta llegar a una organización criminal de “carácter internacional”, que captaba a sus víctimas “aprovechando la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban en su país de origen, Rumanía, con falsas promesas de trabajo en España”.

Una vez llegadas a su destino, los responsables del grupo presuntamente obligaban a las mujeres a ejercer la prostitución en pisos “hasta devolver el dinero que había generado su traslado”.

Bajo vigilancia las 24 horas

Los proxenetas controlaban “férreamente” a las mujeres, pues no les dejaban salir a la calle si no era en compañía de su explotador, que incluso pernoctaba en el domicilio para así tenerlas vigiladas las 24 horas del día. Además, para evitar posibles controles policiales, la organización cambiaba frecuentemente los pisos donde prestaban sus servicios las víctimas.

Finalmente, se ha detenido al máximo dirigente del grupo y se han solicitado dos órdenes de búsqueda a nivel internacional para otros dos miembros que, en el momento de la operación, ya habían abandonado el territorio español.

La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Salamanca y la Agregaduría de Rumanía en España.

Respuesta policial contra la trata con fines de explotación sexual

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, que en enero de 2015 inició su segunda fase. Durante dicho año se han llevado a cabo 211 operaciones, en las que se ha identificado a 520 mujeres como víctimas de trata, ascendiendo a 690 el número total de detenidos.

Junto a la labor operativa destaca la campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación bajo el claim “Con la trata, no hay trato. Denúncialo”. Con ella la Dirección General de la Policía está promoviendo la inclusión de vídeos y carteles en prensa escrita, radio y televisión para contribuir a la concienciación e implicación social de todos los ciudadanos, y especialmente de los clientes potenciales de estos servicios, contra los delitos cometidos por las redes que trafican con personas para su prostitución.

No hay comentarios

Dejar respuesta