Diosleguarde ‘se come’ la Rosquilla de Ledesma

El alumno de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca Manuel Diosleguarde se alza con el primer puesto en el Certamen Taurino de Ledesma. Le siguen Rodrigo Molina de Sevilla, el malagueño José Antonio Lauri y Alejandro Mora.

El Certamen Taurino de Ledesma ya tiene triunfadores. En la cima, el alumno de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca Manuel Diosleguarde. Le siguen el sevillano Rodrigo Molina, el malagueño José Antonio Lauri y el alumno de Salamanca Alejandro Mora. Los cuatro torearán un novillo en el festejo sin caballos a celebrar en el Corpus.

En la final, con un frío que cortaba los rostros y, además, con fuertes rachas de viento y lluvia, se tentaron vacas de Caridad Cobaleda. En general flojas, algunas nobles como la primera -la mejor-, pero en general ‘se dejaron’, sin más. Con estas herramientas había que lidiar para alzarse con el Certamen. Y comenzó el sevillano Rodrigo Molina, que gozó de la mejor vaca y, además, consiguió el segundo puesto al ‘buen entender’ del jurado, que será discutible… El sevillano tiene oficio, pero se le podía habier exigido más ante la noble embestida. Además, toda esa técnica hay que saberla transmitir.

En segundo lugar salió Alejandro Mora. El toreo y el gusto del alumno de Salamanca ya lo conocemos. Torero fino, de finos trazos que, por contra, tuvo una vaca que no se dejaba, distraída y, además, con el inconveniente del viento. Pero ahí estuvo, con momentos de gran toreo y pureza. Quedó el cuarto… señores del jurado. Cachis.

La tercera vaca fue para el madrileño Carlos Carmona que, esta tarde, estuvo frío como la meteorología. Le costó encontrar el sitio y no llegó.

Era la cuarta de la tarde, una vaca que no daba mucho de sí en el caballo. Caía una ligera llovizna. El turno correspondía al más novato. Se llama Manuel y es de Diosleguarde. Una faena que no prometía en su inicio se transformó en autenticidad. El público, con muchos seguidores, también jaleaba y animaba. Pero Diosleguarde, aguardó la embestida y trazó una faena de mucho interés, con momentos de profundidad, muy variada y con mucha verdad. Tiene ‘algo’ este jovencito que cala en los tendidos. Ya lo vimos la tarde anterior, y nos gustó. No era por menos, se llevó la Rosquilla de Oro.

En quinto lugar saltó al ruedo José Antonio Lauri. Un chaval muy hecho, a pesar de su juventud. Con muchos recursos. Con técnica y con gusto. Sabe lo que tiene que hacer y lo ejecuta. Entre su faena y la cuarta vaca estaba el triunfador. Pero el jurado no lo vio así….

La sexta vaca correspondía a Alfonso Ortiz de Madrid. La vaca no sirvió. Por tanto, poco se puede decir. Son las cosas del sorteo.

Buen Certamen, el de este año. Eso sí, impedido en alguna ocasión por la incesante lluvia. Del mismo nos queda, para el Corpus, observar la evolución de Manuel Diosleguarde, donde será otra cuestión ya con un novillo y traje de luces. Promete una bonita tarde con estos cuatro chavales. Cada uno a su estilo y los cuatro con interés… de momento.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta