El consumo responsable, clave para el crecimiento pleno

El plan tiene tres vertientes: La Publicidad en el Consumo; Consumo Sostenible de Alimentos; y Consumo y Nuevas Tecnologías: Comercio Electrónico.

El Ayuntamiento de Salamanca fomenta el consumo responsable entre los jóvenes

El Ayuntamiento de Salamanca fomenta el consumo responsable y crítico entre 1.200 niños y jóvenes de 9 a 21 años. Así lo han destacado hoy las concejalas de Educación y de Consumo, Carmen Sánchez Bellota y Almudena Parres, respectivamente, quienes han visitado a un grupo de alumnos de cuarto de Educación Primaria del colegio Esclavas del Sagrado Corazón que participa en estos talleres formativos.

Desde el pasado mes de febrero hasta junio, el Ayuntamiento de Salamanca impartirá 50 talleres, 3 más que en 2014, en 26 centros educativos desde Primaria hasta Ciclos Formativos.

Estos talleres están divididos en tres bloques temáticos: Consumo Responsable: La Publicidad en el Consumo; Consumo Sostenible de Alimentos; y Consumo y Nuevas Tecnologías: Comercio Electrónico.

Los objetivos son educar en un consumo responsable y crítico; reflexionar sobre el modelo de consumo; concienciar sobre los alimentos que comemos, dónde se producen y qué repercusión tiene; e informar de la importancia de utilizar Internet de forma segura respecto a pagos, compras y datos.

Buena acogida el año pasado

Estos talleres sobre consumo se enmarcan en la programación de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes dirigida a escolares. Durante el pasado curso escolar se llevaron a cabo 3.435 actividades en las que participaron 92.528 escolares. Entre estas actividades se encuentran propuestas relacionadas con la convivencia cívica, la seguridad ciudadana, la seguridad vial, el uso educativo del autobús urbano, la visita a espacios municipales como el Parque de Bomberos, el Ayuntamiento o las dependencias de la Policía Local, talleres sobre prevención del acoso y la violencia en las aulas, sobre el uso responsable de las redes sociales o acerca de conductas saludables de alimentación.

También están incluidos los programas de teatro para escolares, conciertos didácticos, teatro en inglés y teatro en los parques; rutas por diferentes itinerarios históricos de la ciudad, visitas a los museos, actividades en torno al reciclaje y el uso correcto y responsable de los recursos energéticos; el rechazo de todas las formas de discriminación y el respeto a los derechos humanos como base para la convivencia, entre otras muchas propuestas.

No hay comentarios

Dejar respuesta