El BCE podría comprar 20.000 millones en bonos de empresas españolas

El ministro de Economía, Luis de Guindos, apuesta por conseguir un Gobierno "de amplia base con PP, PSOE y Ciudadanos, que permita afrontar los próximos años con muchísima más confianza y dejar definitivamente atrás la crisis económica".

Javier Iglesias, Maria José Salgueiro, Alfonso Fernández Mañueco, Luis de Guindos, Bermúdez de Castro y Javier Galán, en la Plaza Mayor de Salamanca

Luis de Guindos, ministro español de Economía y Competitividad en funciones, ha destacado hoy en Salamanca, en declaraciones a los periodistas antes de participar en un foro organizado por La Gaceta de Salamanca, que el Banco Central Europeo, de acuerdo a sus últimas medidas, podría comprar en torno a 20.000 millones de euros en bonos de empresas españolas. Eso se añadiría a la ventana de liquidez de unos 200.000 millones que obtendrán los bancos españoles por esas nuevas medidas del Banco Central Europeo (BCE).

“Son noticias positivas” porque por “primera vez desde el inicio de la crisis se reduce el peso de la deuda pública respecto al conjunto de la economía”, una “señal muy positiva” en cuanto a contención del déficit. De Guindos se ha referido al dato que hoy ha publicado el Banco de España sobre la deuda pública, cuyo peso se reduce por primera vez desde 2008.

“Por primera vez desde 2008 la ratio de deuda pública decrece y esa es una señal muy positiva de que se ha hecho esfuerzo desde el punto de vista de contención del déficit público, y de que el crecimiento de la economía ha apoyado” en la mejora de esos datos, explica el ministro de Economía en funciones.

España, un crecimiento del 3,5 por ciento

Sobre la economía española, ha destacado que “haya entrado en 2016 con fuerza, con un crecimiento aproximadamente del 3,5 por ciento”, aunque las señales “son contradictorias”, con los “índices de opinión pública que han caído de forma de notable, aunque otros indicadores siguen mostrando una fortaleza”.

“La visión que tenemos en el Ministerio de Economía es que el primer trimestre de este año va a ser muy similar al último del año pasado, si acaso se puede producir una ligera desaceleración que obedece a un contexto internacional más complicado más allá de lo que son las cuestiones específicas que afectan a España”, ha reflexionado.

En cuanto al objetivo de déficit, De Guindos ha observado que “los ayuntamientos y la administración central van a tener unos resultados mejores de los proyectados inicialmente, pero, sin embargo”, aunque las Comunidades y la Seguridad Social “van a tener una desviación”.

“Estamos en un momento delicado, de incertidumbre en la economía internacional y española y mi obligación es continuar dando la cara por la buena evolución de la economía española”, ha rematado.

Luis de Guindos también ha defendido “la solvencia del sistema financiero español” frente a las incertidumbres de hace cuatro años, aunque ha reconocido que “las instituciones que han sobrevivido compiten entre sí porque no son instituciones zombis”.

El ministro ha echado la vista atrás para recordar un legislatura que “ha sido complicadísima” con “un problema gravísimo que deriva del pasado”. Sobre esos orígenes de la crisis, ha reconocido que “este país perdió la perspectiva, una situación que sin embargo se ha corregido”.

Evitar nuevas elecciones

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha abogado por conseguir un Gobierno «de amplia base» con PP, PSOE y Ciudadanos, que permita «afrontar los próximos años con muchísima más confianza» y «dejar definitivamente atrás la crisis económica».

De Guindos ha reconocido que sería “ideal” evitar unas nuevas elecciones, de cara a la confianza de los mercados en el exterior, y, de conseguir un acuerdo, ha dicho que “España puede tener un futuro brillante”.

En este sentido, ha mostrado su confianza en que la economía española crezca por encima del tres por ciento gracias a una situación “mucho más saneada que hace cuatro años”, aunque ha insistido en que “lo importante no es solo hacer un gobierno estable” sino también llevar “la política correcta”.

En esta línea, el ministro ha remarcado que “no se trata solamente de llegar a la Moncloa”. Además hay que promover medidas “adecuadas” y evitar aquellas que “revirtieran” las reformas realizadas por el actual gobierno, porque eso “desestabilizaría” la situación económica, ha añadido.

El nuevo Euríbor

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha afirmado este martes que el nuevo cálculo del Euríbor, con el que se están haciendo pruebas, daría un índice “incluso inferior” al actual. “El Euríbor a un año está en negativo. Las pruebas que se están realizando ponen de manifiesto que el nuevo índice estaría en un nivel incluso inferior”, ha indicado en declaraciones a los medios en Salamanca.

De Guindos ha señalado que lo que se está haciendo en este momento es “ver una alternativa” al actual sistema de cálculo del Euríbor y ha recordado que el índice está vigilado “por una institución internacional que hace que se fijen este tipo de índices”.

“Lo que se está haciendo es pasar de un sistema de consulta a otro de transacciones”, ha precisado el ministro en funciones, quien ha detallado que el nuevo cálculo estará en periodo de pruebas hasta final de año. Asimismo, ha advertido de que la posibilidad de pasar a un nuevo índice “debe contrastarse con prudencia y cautela”.

Por último, De Guindos ha afirmado que el Ministerio de Economía “va a vigilar para que el nuevo cálculo no tenga impacto negativo desde el punto de vista de todos los tenedores de hipotecas en España”.

No hay comentarios

Dejar respuesta