La Junta fija lograr 5.000 trabajadores en centros especiales de empleo

Rosa Valdeón ha explicado en Salamanca que la "estrella" de las medidas en favor de la integración social "tiene que ser el empleo".

La vicepresidenta y consejera de Empleo de Castilla y León, Rosa Valdeón (2d) junto al director del INICO, Miguel Ángel Verdugo (d), durante el acto del XX aniversario de la fundación del Instituto de Integración en la Comunidad (INICO) celebrado hoy en la Universidad de Salamanca. EFE/J.M.GARCIA

La vicepresidenta de la Junta de Castilla y León y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, se ha marcado como objetivo que 5.000 personas trabajen en los más de doscientos centros especiales de empleo que hay en la comunidad autónoma.

En declaraciones a los periodistas, antes de participar en Salamanca en la clausura de los actos con motivo del vigésimo aniversario del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO), Valdeón ha explicado que la “estrella” de las medidas en favor de la integración social “tiene que ser el empleo”.

“Nuestro objetivo es tener a 5.000 personas trabajando” en los centros especiales de empleo y en empresas de inserción, “que en Castilla y León tenemos más de doscientos”, ha manifestado.

Desde la Junta de Castilla y León se pretende fomentar un apoyo económico para que las empresas ordinarias puedan que contratar a personas con alguna discapacidad, ya que, en su opinión, “es la mejor forma de integración social”.

Valdeón confía en que el Gobierno regional pueda alcanzar la cifra de 5.000 personas trabajando en centros especiales de empleo o en empresas de inserción.

Este optimismo lo ha basado en el sector asociativo de Castilla y León, en el denominado tercer sector, al que ha calificado como “muy dinámico” y en el que “trabajan para aumentar la calidad y la producción”, y por la “línea pactada” con los “agentes del diálogo social”.

“El tercer sector tiene en Castilla y León muchos centros especiales de empleo, trabajan en red entre ellos, apuestan por la competitividad y creen que el producto tiene que tener una calidad como de cualquier otra empresa”, ha destacado la vicepresidenta.

También ha recordado las “subvenciones de hasta 4.000 euros” que reciben las empresas privadas “por contratos indefinidos para personas con discapacidad”, quienes realizan, según Rosa Valdeón, “un trabajo en igual de condiciones que las personas sin discapacidad” y “son igual de productivas”.

La vicepresidenta y consejera de Empleo ha clausurado el acto académico de celebración del XX aniversario del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO), un centro creado con la finalidad de “realizar acciones de investigación, formación especializada y asesoramiento encaminadas a potenciar, facilitar y mejorar las condiciones de vida de las personas en situación de desventaja social en distintos contextos y a lo largo de todo su ciclo vital”, según el director, Miguel Ángel Verdugo.

Verdugo reclamó la pasada semana una “mayor financiación pública” para este tipo de institutos que realizan una investigación práctica sobre la discapacidad.

Ante esta petición, Rosa Valdeón ha reconocido que todos son conscientes de que la investigación “ha sufrido importantes minoraciones en sus presupuestos” y recordado que la Junta de Castilla y León va a destinar “más de seis millones de euros” en este año, “porque hay cofinanciación europea”, frente a los 1,8 presupuestados en 2014.

Ha reclamado además que las universidades, “habida cuenta que son cada vez más solventes porque han pasado los peores momentos” económicos, también dediquen más dinero “a la investigación básica”.

Y, también, ha mirado hacia el sector empresarial de Castilla y León y a la sociedad, “porque la investigación no solo es de las universidades o de las administraciones”.

No hay comentarios

Dejar respuesta