Incautadas falsificaciones, zapatillas y alimentos en el Rastro

La Policía Local se incautó de 88 pares de zapatillas y otros artículos falsificados y de alimentación. La actuación tuvo lugar ayer en el Rastro de La Aldehuela

La Policía local de Salamanca en una intervencion en el rastro

La Policía Local de Salamanca se ha incautado el pasado domingo, día 13 de marzo, en el rastro de la Aldehuela de varios productos falsificados y por tanto fraudulentos, así como de alimentos perecederos y sin los preceptivos controles y requisitos sanitarios. Se realizaron cinco  intervenciones, todas ellas fuera de los puestos de venta autorizados.

En concreto, y por lo que respecta a las actuaciones específicas contra diferentes modalidades de falsificaciones, la Policía Local intervino en dos puestos que habían quedado libres por ausencia de sus titulares y que fueron ocupados ilícitamente por vendedores sin licencia, 88 pares de zapatillas de tres conocidas marcas comerciales deportivas. Estos vendedores dejaron abandonada la mercancía y se dieron a la fuga cuando detectaron la presencia policial.

En posteriores intervenciones, fuera de los puntos de venta autorizados, se identificó y denunció a una mujer de 34 años y a un hombre de 24 a quienes se les incautaron siete cajas de perfumes y dos de champú de marcas falsificadas.

En cuanto a la intervención de alimentos perecederos, se decomisaron dos paquetes de embutidos, dos cajas de café y una caja de chocolates a dos mujeres de 46 y 25 años, que también fueron  identificadas y denunciadas.

Normativa legal

El Código Penal establece penas de prisión y multa para quien, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular, fabrique, importe, posea, utiliza, ofrezca o introduzca en el comercio objetos amparados por los derechos de propiedad (artículo 273).

Y la Ordenanza municipal reguladora de la venta en la vía pública, fuera de establecimientos permanentes, en su artículo 37, considera la comercialización de artículos, mercancías o productos adulterados, fraudulentos o falsificados como una infracción muy grave que puede derivar en una sanción económica de hasta 3.000 euros y en la revocación de los puestos o autorizaciones de venta, cuando aquella se produce en puestos legales.

No hay comentarios

Dejar respuesta