Un borracho al salir del bar arremete contra la Policía

Detenido un varón de 59 años por amenazas, resistencia y desobediencia a los agentes de la Policía Nacional que le persuadieron de abandonar un bar a su cierre

Calle Alfonso de Castro, donde se produjeron los hechos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón , con las iniciales I.G.I., de 59 años, como presunto autor de un delito de amenazas graves, resistencia, desobediencia a agentes de la Autoridad .

Sobre las 01:00 horas del día 10 del actual, los funcionarios actuantes fueron comisionados por la Sala del 091, para que se dirigieran a un bar sito en la C/ Alfonso de Castro, donde el responsable del establecimiento tenía problemas  con un varón en estado ebrio.
Una vez en el lugar, se entrevistan con el requirente quien informa que el varón que allí se encontraba se negaba a abandonar el establecimiento, impidiendo el cierre en cumplimiento del horario establecido.

La dotación policial trata de persuadir al cliente para que abandone el local voluntariamente, negándose en reiteradas ocasiones a hacerlo, dirigiendo frases amenazantes y gestos hostiles hacia los Agentes, si bien tras reiteradas ordenes acepta salir del local.

Una vez en la vía pública el varón continúa con una actitud hostil y claramente menospreciante hacia la dotación policial, que ante el estado de embriaguez del mismo tratan de calmar la situación, solicitando a este que deponga su actitud, y abandone el lugar.

Dicho varón lejos de calmarse, impide que los agentes se retiren del lugar colocándose en la calzada frente al vehículo policial, para dirigirse a continuación hacia la puerta del copiloto, abriendo la misma, para dirigirse a los funcionarios con frases amenazantes y hostiles, obligando al Agente que ocupaba el asiento del copiloto a apearse del vehículo para tratar de calmarle nuevamente, recibiendo por parte de este un empujón sorpresivo que  hizo que el agente se desestabilizase y se golpeara contra la puerta del vehiculo policial, por lo que se vieron obligados a su detención, informándole de los motivos de la misma y de los derechos que le asisten en conformidad con lo dispuesto en la Legislación vigente, siendo conducido hasta dependencias policiales donde, después de serle reiterados sus derechos por escrito, quedó ingresado en los calabozos.

El detenido, que carece de antecedentes por hechos similares, ha pasado en el día de la fecha, en unión de las diligencias instruidas, al Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca.

No hay comentarios

Dejar respuesta