Rajoy exige a Sánchez que “al menos le deje gobernar”

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, pide en un acto del partido en Salamanca dice al líder del PSOE que "nuestra oferta sigue ahí y, si no la quiere aceptar, al menos, para no ser el perro del hortelano, deje usted gobernar a quien ganó las elecciones"

Mariano Rajoy saluda a los militantes del PP en una acto político en Salamanca

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, asegura en un acto del partido en Salamanca que en la nueva etapa abierta ayer en España -tras la fallida investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno- “hay que poner fin al espectáculo”. Y, por ello, el pide al líder del PSOE que “si no acepta su oferta de una gran coalición, al menos le deje gobernar”.

En este amplio discurso ante los suyos en Salamanca, y un Palacio de Congresos entregado, Mariano Rajoy recordó al secretario general del PSOE, palabras textuales, “nuestra oferta sigue ahí y, si no la quiere aceptar, al menos, para no ser el perro del hortelano, deje usted gobernar a quien ganó las elecciones, a quien tiene más votos, más apoyos y la confianza mayoritaria de todos”.

El presidente de Gobierno en funciones reivindica que su partido “ganó las elecciones, todas”, y ha explicado que la razón más importante por la que dijo no en la sesión de investidura de ayer, es que Sánchez “quiere liquidar todo lo que se ha aprobado a lo largo de estos cuatro años, una auténtica contrarreforma. Yo no voy a utilizar ni le voy a decir a los 7.300.000 españoles que confiaron en el PP que sus votos van a ser utilizados para demoler todo lo que hicimos en estos cuatro años. No lo voy a hacer porque este partido no se va a negar a sí mismo para hacer presidente al señor Sánchez”.

En este encuentro con alcaldes y afiliados del PP en Salamanca, Rajoy afirmó que no puede aceptar “que Ciudadanos pretenda que el PP vote a su candidato, al señor Sánchez. Eso no lo vamos a hacer porque no queremos regresar a 2011, porque no es nuestro candidato y porque no ganó elecciones”.

“Un gobierno que genere confianza”

Mariano Rajoy advierte de que el mayor problema que tiene España en estos momentos es tener un gobierno “que no tenga mayoría, que no tenga unos objetivos claros y que no sea capaz de fijar con claridad lo que debemos hacer, en resumidas cuentas, un gobierno que genere confianza y no desconfianza. Eso es lo que dijimos el 20 de diciembre, exactamente lo mismo, y hoy estamos en la misma situación en la que estábamos el 20 de diciembre”, ha reiterado en varias ocasiones.

En este sentido, ha lamentado “el tiempo perdido, que está perjudicando a nuestro país”. Y dirigiéndose a sus militantes les informó el por qué no se presentó a la sesión de investidura, “que tiene un único objetivo que es elegir presidente, porque el PSOE dijo ‘no’ al PP y por tanto, no tenía apoyos suficientes para ganarla. Al no ir, no engañamos a nadie, ni a la Cámara, ni a los electores del PP, ni a los ciudadanos y, sobre todo, no perdimos ni un día, a diferencia de otro que ha perdido un mes para hacer una campaña propagandística”.

Denfensa de las diputaciones

Mariano Rajoy señaló la necesidad de “poner fin a la historia de dimes, diretes, entrevistas, ruedas de prensa, reuniones aquí con unos y al lado con otros, unas clandestinas pero con televisiones, otras secretas pero radiadas, guerras de egos, solemnes palos… Hay que poner fin al sainete, al enredo y a la comedia. Hay que ocuparse de los intereses de los españoles”.

En su intervención, en la que ha defendido la permanencia de las diputaciones ya que los españoles, “sean quienes sean y vivan donde vivan, son iguales, los del urbano y los del mundo rural, y nosotros nos opondremos a su desaparición”, continuó afirmando que el “interés de los españoles hoy es consolidar la recuperación económica y seguir creciendo y para ello hay que seguir creando empleo para consolidar recuperación y los pilares del Estado del Bienestar. Para hacer esto no vale cualquier gobierno y, desde luego, no vale uno con 130 diputados, ni uno presidido por alguien que quiere liquidar todo lo que se ha hecho en España en los últimos cuatro años”.

“Hay que hacer un gobierno estable, un gobierno entre los que han ganado las elecciones, un gobierno como los que hay en Europa, donde la aritmética obliga a hacer coaliciones. Un gobierno así es el que puede hacer reformas para mucho tiempo porque serán reformas apoyadas por mucha gente y es el que puede dar un mensaje de confianza a los agentes económicos y sociales, en España y fuera de España, a los inversores y a los mercados”, concluyó su intervención.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta