Conmemoran el 300 aniversario de la primera salida de Jesús Nazareno

El libro se titula “Jesús Nazareno. 300 años en la vida de Salamanca” y se presenta mañana en la Sala de la Palabra, a las ocho de la tarde

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El libro “Jesús Nazareno. 300 años en la vida de Salamanca” se presentará este viernes y es una publicación editada por la Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro, en colaboración con la Junta de Cofradías, Hermandades y Congregaciones de la Semana Santa salmantina, para recordar el histórico momento del 9 de Abril de 1716, cuando sale por vez primera el paso de Jesús Nazareno a las calles de Salamanca, lo hace portando ocho figuras que representan el “Encuentro de Jesús Nazareno con las Hijas de Jerusalén”.

Con motivo del 300 aniversario de esta fecha, la Cofradía ha editado este libro conmemorativo escrito por Mª Felisa de Nó y Vega Villar. La imagen, su escultor, su paso y su Congregación son el núcleo central del libro cuya información se centra, principalmente, en los primeros y más desconocidos 100 años. Un libro con fotografías de hoy en día que ilustran a la perfección el ayer, la forma de sentir a su Nazareno, el fin de la Congregación y su forma de procesionar.

La principal fuente de información utilizada por las autoras ha sido el archivo de la Congregación. El primer capítulo es un estudio del profesor Rodríguez Gutiérrez de Ceballos; en él se presenta la biografía y figura del escultor José de Larra Domínguez. Maestro poco conocido por los salmantinos, pero que sin embargo ha realizado obras tan importantes como el Coro Alto de la Catedral Nueva, la figura del san José de la fachada del Actual Archivo de la Guerra Civil, la del san Sebastián de dicha iglesia o de san Agustín de la fachada de las Agustinas Recoletas, colaborando con sus cuñados a su vez en numerosos trabajos.

En el segundo capítulo se hace un estudio de la Imagen titular del paso, Jesús Nazareno, resaltando su estilo artístico y los símbolos de la pasión que porta, dando detalles de cómo se fueron conformando en un principio. Se destaca a su vez el significado de la cruz, verdadero símbolo de la Congregación, especialmente la “cruz a cuestas”, portada sobre el hombro en su camino hacia la muerte para redimirnos del pecado. Así los hermanos congregantes llevan en su desfilar una cruz al hombro, acompañando al Nazareno a lo largo de su vida.

En el tercer capítulo se hace un análisis y evolución del paso hasta adquirir su composición actual. Así mismo se hace un estudio de todas las figuras que acompañan al Nazareno y se detalla el encargo de una lámina del paso al Grabador de Cámara del rey Carlos IV, Salvador Carmona en el año 1806.

En los cuatro restantes capítulos se detalla la historia de la Congregación desde los orígenes hasta su asentamiento en la actual Sede Canónica en la iglesia de San Julián y Santa Basilisa. En el libro también se refleja el sentimiento nazareno, su túnica y su cruz al hombro, que se han mantenido invariables a lo largo de estos 300 años. Siempre desfilando detrás de una cruz guía de madera y realizando un Vía Crucis el Viernes Santo.

El estudio se completa con fotografías realizadas por Venancio Gombau y su hijo, cedidas por el Ayuntamiento de Salamanca; por planos con la recreación de los diferentes recorridos presentados en el libro, lugares relacionados con la Congregación y sus procesiones, así como por un plano del siglo XIX cedido por la Biblioteca Histórica de la Universidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta