Los grupos políticos acceden a la contabilidad municipal

El Ayuntamiento de Salamanca reforzará la transparencia en su gestión facilitando a todos los grupos políticos municipales el acceso a la contabilidad.

Un pleno del Ayuntamiento de Salamanca

La pérdida de una mayoría absoluta en una institución no pasa desapercibida en el acontecer diario si se tiene en cuenta lo acontecido con esa mayoria. Es el caso del Ayuntamiento de Salamanca, donde el PP pasó de 18 a 12 concejales, quedando a dos de la mayoría absoluta. Por este motivo, y ante las exigencias de “transparencia” de los respectivos grupos políticos municipales, el equipo de Gobierno abre por primera vez, la contabilidad a los mismos.

Por eso, según nota del propio Ayuntamiento de Salamanca, asegura que “reforzará la transparencia en su gestión” facilitando a todos los grupos políticos municipales el acceso a la contabilidad. Las formaciones políticas podrán acceder a los datos de obligaciones y pagos a través de sus ordenadores, donde se les ha instalado una aplicación informática a tal efecto.
Los grupos políticos tendrán una clave de acceso personal e intransferible para poder hacer seguimiento a las cuentas municipales.

Con el mismo objetivo de aumentar la transparencia en la gestión municipal, el Gobierno Municipal ha dado hoy a conocer en la Comisión de Hacienda el informe de “Control Posterior. Ingresos y Gastos” del interventor municipal. Este funcionario fiscaliza anualmente, con plena autonomía y libertad, la gestión municipal.

En el marco de ese informe, realiza una comprobación material “donde constata la existencia física de los suministros comprobados, encontrados en buen estado y correspondiendo con las prescripciones previstas en las respectivas adjudicaciones y facturas”, según señala textualmente el interventor en su informe referido al año 2014.

Como se comprometió el alcalde en su programa de Gobierno, el Consistorio funciona con seriedad, rigor y transparencia. Prueba de ello es este informe, donde el interventor ha analizado, entre otras cuestiones, la contratación de obras o la concesión de ayudas sociales.

Destaca que el Ayuntamiento de Salamanca ha logrado un ahorro superior a los 3 millones de euros entre el presupuesto de licitación y lo realmente certificado en las obras adjudicadas, lo que supone un descenso del 20,24%. Y ninguna de ellas ha registrado un aumento del coste superior al 10% en su liquidación.

Señala, además, que el procedimiento de adjudicación más rápido es el negociado sin publicidad, que, por otro lado, es el más utilizado por la administración local,  con un plazo de 27,38 días desde la apertura de las proposiciones hasta la adjudicación, mientras que el más lento es el procedimiento abierto, con 118,2 días.

Once empresas diferentes, según apunta el interventor, acometieron las 16 obras adjudicadas por procedimiento de negociado sin publicidad, por lo que la diversificación fue alta.

Teniendo en cuenta el conjunto de las obras,  añade el informe, los 38 contratos por diferentes procedimientos se adjudicaron a 19 empresas diferentes.
Finalmente, el interventor hace una serie de recomendaciones para contribuir a seguir mejorando la gestión municipal, que, como es lógico, son tomadas en consideración por la Corporación Municipal.

No hay comentarios

Dejar respuesta