Solidaridad al grito de ‘¡Ubuntú!’ en las teresianas

Los escolares del Colegio Santa Teresa de Jesús de Salamanca celebran su Semana Solidaria: Operación bocata, actividades de sensibilización, recaudación de fondos y recuperación de noticias solidarias son solo algunas de las actividades propuestas a los alumnos.

Un mosaico realizado por los escolares del Colegio Santa Teresa de Jesús de Salamanca en la Plaza Mayor

Los escolares del Colegio Santa Teresa de Jesús de Salamanca compartirán bocata al grito de ¡Ubuntú! Dicho concepto fue definido por el activista pacifista Leymah Gbowee a raíz de una experiencia: “Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas. Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron juntos a disfrutar del premio. Cuando él les preguntó por qué habían corrido así, si uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: UBUNTÚ, ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?”. Así, Ubuntú es una actitud mental prevaleciente entre los nativos del extremo sur de África, que surge del dicho popular “umuntu, nigumuntu, nagamuntu“, que en zulú significa “una persona es una persona a causa de los demás”; es decir, “yo soy porque nosotros somos”. Nelson Mandela también explicaba cómo Ubuntú es respeto, servicio, compartir, comunidad, cuidado de los demás y confianza.

Por todo ello, sobre esta palabra y esta idea los alumnos del Colegio Santa Teresa de Jesús han elaborado flores en las que los niños han escrito sus reflexiones acerca de cómo se sienten ante situaciones de falta de solidaridad o qué sienten que pueden hacer para mejorar el mundo, entre otras. El día de la operación bocata, todas las flores de todos los alumnos acabarán por ser un enorme jardín solidario que danza a ritmo de música africana y al grito de ¡ubuntú!

Así, la reflexión y la acción de los alumnos precede al comienzo de la operación bocata, en la que se colabora con Manos Unidas sobre el lema: “Plántale cara al hambre. Siembra”. Como cada año, los fondos obtenidos de esta acción solidaria serán para dicha ONG.

Sin embargo, los alumnos realizarán también otras actividades a lo largo de esta semana: recopilación de noticias de corte solidario -un tapiz de Buenas Noticias-, es decir, de tantos y tantos gestos solidarios que, a lo largo y ancho del planeta, apuestan por cambiar con hechos la realidad de nuestro mundo.

Por último, estará abierto el kiosco y mercadillo solidario cuya recaudación irá a parar al proyecto de FUNDEO del centro para este año: la construcción de una casa para mujeres que sufren violencia de género en Sucumbíos(Ecuador).

Sin embargo, aunque las actividades de esta semana son intensas, la labor de sensibilización y cooperación del centro se extiende a lo largo de todo el año. Si en Navidad se desarrollaron numerosas actividades –recogida de alimentos o elaboración de piruletas y adornos navideños solidarios, entre otras…-, dicho esfuerzo continuará en el día del deporte, así como en las actividades de voluntariado Molokai, puestas en marcha recientemente con los alumnos de bachillerato y que buscan poner en valor y hacer conscientes de su dignidad a los colectivos más desfavorecidos.

En definitiva, se trata no sólo de colaborar económicamente y ayudar a otras personas, sino también de sensibilizar a los alumnos ante las necesidades de los demás, enseñándoles a ser solidarios.

No hay comentarios

Dejar respuesta