La Diputación invierte 140.000€ en el control de aguas residuales

Estos sistemas de control de vertidos repercuten en una mejora medioambiental y de la calidad del agua.

Javier Iglesias visita la instalación de los equipos de control de aguas residuales en la zona norte de la provincia, concretamente en Las Villas

La Diputación de Salamanca ha instalado ocho equipos de control de aguas residuales para el Colector Norte y para el Sistema Integrado de depuración “Las Villas” que miden la contaminación del agua y alertan en caso de vertidos tóxicos. Permitirán una mejora medioambiental y de la calidad del agua. Un proyecto que ha supuesto una inversión de 133.947 euros para los sistemas de alcantarillado gestionados por la institución provincial.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado por el diputado de Medio Ambiente, Manuel Rufino, visitó esta mañana uno de los puntos donde se ha instalado este equipo de control, perteneciente al Sistema Integrado Colector Norte, que está situado en el municipio salmantino de Castellanos de Moriscos. Otros dos equipos de control en este Sistema Integrado se encuentran en Doñinos de Salamanca y Villares de la Reina, que junto a Castellanos de Moriscos conforman el servicio que se presta desde el “Colector Norte”.

Javier Iglesias señaló que el resto de los equipos para controlar los vertidos generados se ubican en el Sistema Integrado de Depuración “Las Villas”, y están instalados en los emisarios finales de las localidades de Babilafuente, Huerta, Moríñigo, Villoria y Villoruela.

En cuanto a los equipos, el presidente de la Diputación destacó que la configuración de los mismos permite medir en tiempo real el grado de contaminación del agua residual que circula por cada uno de los emisarios que se controlan. Con este control, se determinan los posibles parámetros contaminantes como Demanda Química de Oxígeno (DQO), Nitratos (NO3), sólidos en suspensión, pH y temperatura.

Los datos se envían a través de señal telefónica GPRS a un puesto central de control ubicado en la Diputación, donde se almacenan para su posterior análisis y estudio, además de para orientar a cada municipio sobre la situación contaminante de su agua residual.

Por tanto, la medición es directa y en tiempo real y esto permite la detección y gestión inmediata de episodios de vertidos incontrolados. Así, tras saltar una alarma y registrarse en el puesto de control se puede actuar de forma inmediata con el fin de evitar un daño mayor a sistemas de depuración o para frenar la contaminación de los cauces.

Esta actuación ha sido subvencionada con 100.460€ del Programa de Cooperación Transfronteriza España-Portugal Riscos Norte y se finalizó en diciembre de 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta