La Diputación soluciona el día a día a 120 discapacitados

El programa de Promoción de la Autonomía Personal de la Diputación de Salamanca atiende en 2015 a un total de 120 personas del mundo rural, bien dependientes o bien con discapacidas física o mental.

Los diputados de Bienestar Social Eva Picado y José María Sánchez, junto al presidente, Javier Iglesias (centro)

A través del programa de Promoción de la Autonomía Personal de la Diputación de Salamanca se pudieron atender en 2015 a un total de 120 personas del mundo rural, bien dependencia o bien con discapacidad física o mental. Desde su puesta en marcha en 2010 se ha prestado este servicio necesario en los municipios -sobre todo en los de menor población por la carencia de servicios- a 300 usuarios.

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, que estaba acompañado por los diputados del Área de Bienestar Social, José María Sánchez y Eva Picado, destacó que esta iniciativa nació con el objetivo de “atender a las personas que residen en los municipios de la provincia, que se encuentran en situación de dependencia o discapacidad” física o mental. Con ello, continuó, se pretende “refozar la autonomía personal” para que estas personas puedan desarrollar las actividades básicas de la vida diaria el mayor tiempo posible y en las mejores condiciones, “en cuanto a la calidad de vida se refiere”.

Dos equipo de la Gerencia de Servicios Sociales -dependiente de la Junta de Castilla y León que es quien, en realidad, posee las competencias pero no llega a los municipios teniendo que hacer frente ante el desamparo la Diputación de Salamanca-, cuenta con dos equipos integrados cada uno de ellos por una psicóloga, un terapeuta ocupacional y una trabajadora social. Equipos que atienden en el domicilio o el entorno a los usuarios mediante actuaciones rehabilitadoras, deplazándose a cualquier municipio de la provincia. El presupuesto total asciende a más de 208.000 euros, lo que supone casi 1.800 euros por usuario.

En cuanto al perfil de los usuarios, destaca el 73% de los usuarios que presentan algún problema de salud mental y el 33% que vive solo. El número de hombres y mujeres es similar, aunque el de mujeres es ligeramente superiro con un 52%.

El acceso al programa se realiza a través de los CEAS de Diputación y del Equipo Mixto Provincial de Salud Mental -el mayor drama de las personas con discapacidad en el ámbito rural y más cuando viven solos-, que son quienes derivan cada caso. Es, a decir del diputado José María Sánchez, “como llevar una atención especializada a los discapacitados en los pueblos”.

No hay comentarios

Dejar respuesta