La Policía Local efectuará controles de camiones y furgonetas

Del 15 al 21 de febrero en colaboración con la DGT

Un control de camiones y furgonetas.

Como el riesgo de conducción en camiones y furgonestas es mayor que en vehículos convencionales, la Policía Local de Salamanca va a efectuar una campaña especial sobre vigilancia y control de camiones y furgonetas, que se llevará a cabo entre los días 15 a 21 de febrero, en colaboración con la Dirección General de Tráfico y en cumplimiento de las campañas y operaciones de Vigilancia y Control para el año 2016.

Las inspecciones previstas se realizarán tanto sobre los vehículos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas y elementos de seguridad) como también sobre los propios conductores (permisos y autorizaciones, tiempos y descansos de conducción, aptitudes y estado físico).

Estos controles específicos se van a desarrollar en todo el término municipal, sin perjuicio de la vigilancia normal que se realiza durante todo el año. El objetivo de esta iniciativa consiste en lograr que todos los vehículos dedicados al transporte de mercancías cumplan con los requisitos sobre condiciones de seguridad contemplados por la legislación vigente. En estas inspecciones de control se supervisan, por un lado, las autorizaciones genérica y especial de cada vehículo, la ITV, el seguro obligatorio y el de responsabilidad civil, el permiso de conducción y la autorización especial de cada conductor, así como su estado físico y la posible presencia del alcohol en la conducción.

Por otro lado, se inspeccionan los dispositivos de funcionamiento de los vehículos y sus características técnicas, el acondicionamiento de la carga, la utilización de los sistemas de retención y de los cinturones de seguridad, los dispositivos luminosos y la señalización específica, la manipulación del tacógrafo, el exceso de tiempo de conducción o la minoración de los descansos.

El transporte de mercancías (camiones y furgonetas) tiene un peso importante en lo que a seguridad vial se refiere, ya que representa el segundo tipo de vehículos más numeroso que circula por las carreteras españolas (15% del total del parque nacional de vehículos) y están implicados en el 16% de los accidentes con víctimas ocurridos en 2014. El riesgo en la conducción de camiones y furgonetas es mayor que en turismos, debido a la carga que transportan y a un menor equipamiento de seguridad activa y pasiva. Igualmente existe un mayor riesgo para los ocupantes de otros vehículos y peatones: en 2014 el 65% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico en los que estuvieron implicados camiones o furgonetas eran ocupantes de otros vehículos o peatones, y este porcentaje se elevó hasta el 90% en zona urbana, según los últimos datos que facilita la DGT.

Por tanto, la verificación del transporte de mercancías es fundamental en las carreteras, pero también resulta de gran importancia en las zonas urbanas, especialmente en polígonos industriales y determinados lugares donde existe una mayor concentración de este tipo de vehículos.

No hay comentarios

Dejar respuesta