El PP tilda el pasado Carnaval de Ciudad Rodrigo solo como “pasable”

El Grupo Popular hace balance mediante un comunicado debido a las muchas incidencias "silenciadas" por el tripartito

Un maletilla torea a un toro en el Carnaval de Ciudad Rodrigo./ JUANES
Un maletilla torea a un toro en el Carnaval de Ciudad Rodrigo./ JUANES
Un maletilla torea a un toro en el Carnaval de Ciudad Rodrigo./ JUANES

El Grupo Municipal Popular quiere dejar constancia de su diferente opinión con la valoración del tripartito sobre el Carnaval del Toro 2016 de Ciudad Rodrigo. El pasado Carnaval ha sido calificado de excelente, e incluso “el mejor de los últimos años”, o el “más multitudinario en los últimos tiempos”. Afirmaciones éstas, cargadas de indeterminación y falta de prueba, y un poco apresuradas, dado que sectores de la restauración y hostelería tienen opiniones contradictorias al respecto.

Desde la propia hostelería se coincide mayoritariamente que la gente gasta más, como consecuencia de la senda de recuperación que afecta al conjunto de la Nación, que esperemos que no baje ante la incertidumbre política.

Con afirmaciones como las de “el mejor de los últimos años” o el “más multitudinario en los últimos tiempos”, se pone de manifiesto que el tripartito está lejos de tener los pies en el suelo, y cada día más en una nube, que le aleja de la ciudadanía, que a pie de calle ha criticado algunos aspectos del desarrollo del Carnaval, sobre los que no se han pronunciado.

El Carnaval 2016 podemos considerarlo de pasable, pero no de excelente, debido a las muchas incidencias que han acontecido estos días. Es apresurado decir que se trata de un Carnaval multitudinario cuando el tiempo y la cercanía a la Navidad, son variables que vienen actuando en contra, salvo que el tripartito haya tenido el don divino de cambiar esto.

Para empezar, debemos, como no podía ser de otra manera, hablar de ese encierro callejero del domingo, que este año se ha alargado un poquito por el campo, lo que podíamos calificar del “no encierro a caballo”.

Nuestro grupo lamenta profundamente la pérdida de vistosidad a la que contribuían en otros años el gran número de caballos que participaban, quedado este año reducidos apenas a una veintena. A esto debemos añadir los débiles cerramientos tan próximos a la ciudad, dejando más que patente una grave falta de seguridad para todos los que participaron en el encierro y para todas aquellas personas que se acercaron a verlo “in situ”.

El encierro del domingo, bien puede ser calificado como una estafa política, donde sólo la pericia de los valientes encerradores hizo que al final entraran algunos toros. Los mirobrigenses y visitantes quieren ver un encierro a campo, y no un encierro urbano un poco más largo.

El cambio de recorrido del dicho encierro fue aprobado en la Comisión correspondiente pero nuestro Grupo nunca ha podido participar en la definición final del mismo, sin poder aportar nada al buen hacer de lo que siempre ha sido el plato fuerte del Carnaval.

Pero todo no ha sido “No encierro a Campo”, los tres finalistas del bolsín que se estrenaron en nuestro coso tradicional el pasado domingo, se encontraron con unos “toritos”, tan pequeños que el primero en saltar al ruedo a punto estuvo de colarse en el burladero donde se refugiaban los medios de comunicación. Otros toros, si bien eran vistosos, podían estar demasiado afeitados.

Y ya que entramos directamente a nuestro coso taurino, nuestro grupo Municipal se pregunta cómo es posible que Izquierda Unida, el Teniente de Alcalde y uno de los miembros de su Grupo Político, actual Concejal de Hacienda, puedan presidir corridas cuando su partido político aboga por un discurso marcadamente antitaurino. Llama la atención la capacidad de mimetizarse de los miembros de esta formación cuando ostentan el poder, frente a cuando están en la oposición, donde se decía que en el Carnaval se gastaba mucho por parte del Ayuntamiento.

Y no podemos dejar de lado el desarrollo del Pregón Mayor, al cual la asociación “Botón Charro” le dio el debido color. El tripartito tuvo que dar marcha atrás por enésima vez en una de las muchas decisiones que han tomado en los últimos meses, en la que a todos los mirobrigenses el señor Teniente de Alcalde calificó a todas las cortes de honor habidas hasta el momento con “Floreros”, desestimando la presencia de ninguna “Farinata” como acompañamiento al pregonero mayor. Pues bien, en realidad hubo de nuevo una “corte”, charra, que puso el listón del acto como se merecía. La decisión a última hora pone de manifiesto que, de nuevo, todo lo que se venía predicando en la oposición ha quedado bastante diluido, cuando hoy el tripartito ostenta el mando.

Hemos visto como el Grupo Municipal de Ciudadanos ha orquestado desde el primer momento todo lo relativo al Carnaval del Toro, siendo la concejalía de festejos una concejalía simbólica y carente de fundamento. La Concejalía de festejos no ha sido parte activa en la toma de decisiones, cediendo dicha responsabilidad a un Grupo Político que no puede, según sus directrices políticas a nivel nacional, ostentar ningún cargo con responsabilidad. Vemos con preocupación cómo existen concejales delegados que no tienen competencias reales.

Criticamos que el líder de Ciudadanos, que es el que ha dirigido la organización del Carnaval en los días previos, haya dejado demasiado solo al presidente de la Comisión Taurina, en la toma de decisiones difíciles y complicadas, que este grupo municipal ha presenciado. Por ejemplo, tras la decisión de no indultar a uno de los novillos que pedía el púbico, se generó una situación muy tensa entre la ganadería, la presidencia de la Plaza y el Ayuntamiento, hasta el punto incluso de ponerse en riesgo la novillada del martes.

Se ha echado en falta la presencia política de los tres líderes del tripartito a la hora del desarrollo y ejecución del Carnaval, especialmente en momentos en los que su presencia es clave, o muy conveniente, y no cargando todo, como se ha dicho, al Presidente de la Comisión Taurina. La diversión debe estar pospuesta a la responsabilidad; responsabilidad que es máxima para quienes están a sueldo del Ayuntamiento.

Queremos aprovechar estas líneas para dar nuestra más sincera enhorabuena al Doctor Enrique Crespo y a su equipo que han realizado una labor indispensable en nuestro Carnaval. Es un respiro el contar con su presencia en Ciudad Rodrigo. Deseamos que todos los que han tenido algún susto, como cogidas de toros, tengan una pronta recuperación.

Como no podía ser de otra manera, queremos mostrar nuestra pública gratitud a todos los trabajadores municipales que estos días han hecho todo lo posible para el buen desarrollo del Carnaval.

Finalmente, esperamos que el Carnaval haya ocasionado oportunidades de negocio, y haya dinamizado la economía local, más allá de la diversión, pues ésta siempre está asegurada.

No hay comentarios

Dejar respuesta