Preparación y precaución, claves para circular durante un temporal

Recomendaciones básicas de la Dirección General de Tráfico

La lluvia puede desviar la trayectoria del vehículo.

La Dirección General de Tráfico insiste en unas recomendaciones básicas para evitar problemas de circulación durante un temporal con fenómenos meteorológicos adversos en las carreteras como la nieve, lluvia y viento.

La preparación del viaje es importante, con una buena puesta a punto del vehículo antes de circular. Además, la DGT también recuerda la importancia de examinar con detenimiento el itinerario más adecuado para cada situación, evitando carreteras que presenten problemas.

En el invierno, el vehículo y sus elementos se encuentran sometidos a condiciones ambientales más severas que en el resto del año, por lo que será necesario prepararlo para ello.

  • Revisar el buen estado mecánico y especialmente comprobar los frenos.
  • Comprobar las escobillas y funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica.
  • Comprobar el alumbrado del vehículo, antiniebla y sus reglajes.
  • Niveles de líquido de frenos y aceite, líquido anticongelante y del limpiaparabrisas.
  • Limpiar el vehículo, cristales, faros, antiniebla, pilotos, retrovisores y reflectantes para ver y ser vistos.
  • Comprobar la presión, dibujo y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar el deslizamiento.
  • En caso de circular por zonas de montaña utilice “neumáticos de invierno”.
  • Llevar los recambios imprescindibles como son:
  • Rueda de repuesto a su presión necesaria y herramientas para su instalación.
  • Chaleco reflectante debidamente homologado.
  • Dos triángulos homologados de señalización de peligro.

Además es muy importante llevar también: linterna de emergencia, bayeta anti vaho y rasqueta para el hielo. En caso de no utilizar neumáticos de invierno lleve cadenas y guantes para su instalación.

No hay comentarios

Dejar respuesta