Dificultades por la nieve en cuatro carreteras de Burgos y León

Ninguna está cortada pero hay restricciones a la circulación

La DGT insiste en la precaución ante nieve y lluvia.

Las intensas nevadas en algunas zonas de las provincias de Burgos y León han generado dificultades para el tráfico en cuatro carreteras. Según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico, ninguna de ellas está cortada, pero sí tienen restricciones al tráfico rodado.

En León, la N-621 con nivel amarillo en Cistierna, entre los kilómetros 62 y 93, y la misma carretera en Llavanes, con nivel rojo entre los kilómetros 93 y 122. También está afectada la N-625 en Pontón, con nivel rojo por nieve entre los kilómetros 93 y 136.

En Burgos, la N-623 en La Mazorra, con nivel amarillo por nieve entre el kilómetro 19 y el 70. Y en la misma provincia la N-627 en Sotopalacios, nivel amarillo por nieve entre el 20 y el 68.

Restricciones en función de los niveles:

NIVEL AMARILLO: Nieve en calzada

•    La calzada comienza a cubrirse de nieve.
•    En este nivel se prohíbe la circulación de camiones y vehículos articulados.
•    Los turismos y autobuses circularán a una velocidad máxima de 60 Km/h.

NIVEL ROJO:Calzada cubierta de nieve

•    La calzada se encuentra completamente cubierta de nieve.
•    La circulación sólo es posible haciendo uso de las cadenas o neumáticos especiales, a una velocidad máxima de 30 Km/h.
•    Esta situación se da con más frecuencia en puertos de montaña.
•    Se prohíbe la circulación de vehículos articulados, camiones y autobuses.

NIVEL NEGRO: Calzada cubierta de nieve

•    La carretera se encuentra intransitable para cualquier tipo de vehículo.
Existe un claro riesgo de quedar inmovilizado en la carretera por períodos prolongados de tiempo.

No hay comentarios

Dejar respuesta