Las inclemencias meteorológicas cortan 12 puntos de la red de carreteras

La lluvia y la nieve, principales culpables

Fotografía: Eliseo Trigo / EFE.

Las precipitaciones en forma de nieve y lluvia caídas en las últimas horas en Castilla y León han provocado el cierre al tráfico de hasta doce puntos de la red de carreteras, todas ellas provinciales ubicadas en Burgos, Soria y una en León.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico consultados por EFE a las siete de la tarde, la nieve ha provocado el cierre de cinco puntos de la red viaria, de los que tres corresponden a la provincia de Burgos -Río de la Lunada (BU-572), Río de la Sía (BU-571) y Río Trueba (BU-570)-, y los otros dos a Soria -Vinuesa (SO-830)- y León -La Baña (LE-126)-.

En el caso de las inundaciones, cuatro puntos de la provincia de Soria han sufrido la crecida del río Duero y sus afluentes hasta cortar el tráfico en Vilvestre de los Nabos (SO-P-6103), en Langa de Duero (SO-P-6007), en Garray (SO-P-6007) y en Valdelinares (SO-P-5117).

En la provincia de Burgos los problemas de tráfico se han localizado en Royuela del Río Franco (BU-P-1041), en Quintanilla del Agua (BU-V-9021) y en Contreras (BU-V-8205-1), donde se han registrado inundaciones que impedían el paso de los vehículos.

Sin embargo, existen decenas de puntos con dificultades para el tránsito de vehículos en diferentes puntos montañosos de Palencia, León, Burgos, Segovia, Zamora, Ávila y Salamanca.

No hay comentarios

Dejar respuesta