Preocupación por la situación de los ríos de la Cuenca del Duero

23 estaciones se encuentran en estado de alerta y diez de alarma

Las lluvias provocan el desbordamiento de los ríos
El Duero a su paso por Soria. Imagen: Wifredo García.

Debido a las precipitaciones que se han continuado produciendo, la Cuenca del Duero, continúa con numerosos ríos en situación de alerta (23 estaciones) o alarma (10 estaciones), si bien por lo general, los niveles en las cabeceras de los ríos van disminuyendo y las ondas de las avenidas se va trasladando a los tramos medios y bajos de los ríos más importantes.

Especialmente la crecida del río Arlanza, que se traslada a su cuenca baja y al Pisuerga, la crecida del Órbigo y la crecida del Duero, que si bien se mantiene en niveles altos en el tramo situado aguas abajo del embalse de la Cuerda del Pozo, se va trasladando paulatinamente a su tramo medio y bajo de las provincias de Soria, Burgos y Valladolid.

El embalse de la Cuerda del Pozo continuará realizando un desembalse preventivo en torno a los 100 m3/seg., con el fin de ír recuperando el volumen de resguardo que se había absorbido en estos últimos días

Los ríos más afectados actualmente por las crecidas son: Arlanza y sus afluentes Arlanzón y Pedroso en las provincias de Burgos y Palencia, el Duero y sus afluentes Revinuesa y Ucero, en las provincias de Soria, Burgos y Valladolid, el Eresma y Riaza en Segovia, el Esgueva en Valladolid, el Luna-Orbigo y sus afluentes Omañas y Tuerto en las provincias de León y Zamora, y el río Támega en Orense. Durante la pasada noche también han superado los niveles de alerta los ríos Cega en Pajares de Pedraza, Tera en Puebla de Sanabria y Camarzana de Tera y Vena en Burgos.

Aunque durante el día de hoy se prevé continúen las precipitaciones, teniendo en cuenta que la cota de nieve bajará a cotas medias o bajas, se espera que se disminuyan notablemente las escorrentías en los tramos altos de los ríos, por lo que la situación esperamos se tienda a normalizar en estas zonas. No obstante, las crecidas se comenzarán a notar en los casos de los ríos Pisuerga y Duero en sus tramos medios y bajos a partir del día de hoy y hasta los próximos cuatro días. En el Pisuerga se pueden alcanzar los niveles de alerta en Valladolid dentro de dos días; mientras que en el Duero, se estima que la punta de la crecida de este río por la provincia de Zamora, se produzca en 3 a 4 días, con caudales que también pueden alcanzar los niveles de alerta.

No hay comentarios

Dejar respuesta