CCOO y UGT piden unidad ciudadana para luchar por salarios dignos

Faustino Temprano y Ángel Hernández han hecho un llamamiento desde el convencimiento de que las conquistas se ganan en la calle

Temprano y Hernández, en el centro, anuncian las movilizaciones.

Son muchas las movilizaciones convocadas en los próximos meses para luchar por unos empleos y salarios “dignos”, por lo que los secretarios regionales de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Faustino Temprano, respectivamente, han animado este viernes a los ciudadanos de Castilla y León a secundar dichas concentraciones.

“El miedo no nos puede paralizar”, ha reclamado Temprano, quien ha sido tajante al advertir al Gobierno del PP y a la patronal de que “no pueden escurrir el bulto” ante el crecimiento de situaciones de desigualdad por el encarecimiento de la vida en un momento en el que suben los precios mientras los salarios pierden poder adquisitivo.

Precisamente, esta será una de las principales reivindicaciones que llevarán los sindicatos a la calle en la movilización prevista el próximo 19 de febrero en todo el país -en Castilla y León tendrá lugar en la plaza de Fuente Dorada de Valladolid- y que tendrá continuidad el 22 de febrero con concentraciones en todas las capitales de provincias y en las principales comarcas, en este caso ante la patronal.

“Las personas y sus derechos son lo primero”, ha reivindicado el secretario regional de UGT quien ha abogado por conjugar la actividad en la calle con la participación de los sindicatos en las mesas de negociación desde el convencimiento de que los ciudadanos deben ayudar a “empujar el diálogo social” para poder llegar unos acuerdos con Gobierno y patronal que, en estos momentos, ven “muy difícil”.

En el mismo sentido se ha pronunciado el líder regional de CCOO, quien, en esa estrategia de intentar “mover el manzano”, ha cargado especialmente contra la actitud de la patronal por su posición de “cierta intransigencia” con “trasfondo político” en las negociaciones para subir los salarios, donde CEOE ha puesto un techo del 1,5 por ciento mientras que la representación de los trabajadores pide entre un 1,8 y un 3 por ciento.

A esto ha sumado la paralización de la negociación colectiva por lo que el próximo 23 de marzo están previstos una serie de paros parciales en todo el país en aquellos sectores pendientes de acuerdo o de iniciar la negociación -278 en el caso de Castilla y León con 176.000 trabajadores afectados-.

“Vamos a intentar desbloquear la negociación colectiva con una convocatoria de huelga ajustada a cada caso y situación”, ha explicado Hernández, quien ha advertido de que unos 27.000 trabajadores de Castilla y León se podrían quedar sin el amparo de un convenio de no cerrar la negociación de 81 de ellos sobre los que pende “la espada” que ha favorecido la última Reforma Laboral.

Esos paros generales darán continuidad a la huelga general convocada el 9 de marzo en el sector de la enseñanza en esa estrategia movilizadora que han iniciado UGT y CCOO para intentar sentar a las partes y llegar a acuerdos.

No hay comentarios

Dejar respuesta