La morosidad en los alquileres aumenta en la Comunidad

Ascendió en Castilla y León un 3,95% el pasado año

La morosidad en los alquileres ha ascendido un 3,95 por ciento en Castilla y León durante el pasado año, hasta llegar a 2.624,51 euros, según el ‘Estudio FIM sobre morosidad de arrendamientos en España 2016’, elaborado por el Fichero de Inquilinos Morosos (FIM).

En concreto, en el período comprendido entre el 1 de enero de 2015 y la misma fecha de 2016, en Castilla y León la morosidad en los arrendamientos urbanos se ha situado en un 3,95 por ciento, más de cuatro puntos por debajo de la media nacional, que ha alcanzado un 8,49 por ciento.

Por provincias, Salamanca, León, Segovia y Valladolid registran el porcentaje más elevado y se sitúan por encima de la media de la Comunidad con un 8,29, 7,34, 5,24 y 5,12 por ciento, respectivamente.

Por debajo de la media se sitúan el resto de territorios de Castilla y León. Así, la morosidad en Palencia se situó en 3,55 por ciento, en Zamora en 3,49, en Burgos en un 2,24 por ciento, Soria en un 1,15 por ciento y Ávila, donde los impagos han descendido un 0,88 por ciento.

En cuanto a la morosidad media –importe medio por inscripción– la cuantía en arrendamientos en Castilla y León asciende a 2.624,51 euros. Por provincias, León con 5.276,19 euros, representa la cifra más elevada, seguida de Burgos (3.234,20 euros), Segovia (3.065,96), Salamanca (2.951,14), Palencia (2.613,50), Ávila (2.493,18), Valladolid (1.911,92), Zamora (1.191,63) y Soria (882,89).

En España la morosidad en arrendamientos urbanos aumentó un 8,5% en 2015, con un importe medio de 6.424,99 euros, según el Estudio, que refleja que, por comunidades autónomas, los mayores incrementos se produjeron en Murcia (+17,28 por ciento), Madrid (+11,23), Cataluña (+10,9), Baleares (+10,84), y País Vasco (+10,3 por ciento).

Asimismo, las regiones donde se registró una menor subida fueron La Rioja (+3,9), Castilla y León (+3,95), Navarra (+4,3), Galicia (+4,68) y la Ciudad Autónoma de Melilla (+6,35 por ciento).

En cuanto a la morosidad media en esos 12 meses, el importe medio por inscripción, la cuantía en arrendamientos en España se sitúa en 6.424,99 euros. Las comunidades autónomas con registros medios más elevados son Murcia (15.336,32 euros), seguida de Madrid (12.675,98 euros), País Vasco (8.768,08 euros) y Baleares (8.391,65 euros).

En el lado contrario se sitúan las regiones de Castilla y León (2.624,51 euros), Extremadura (2.850,42 euros), Aragón (3.389,80 euros) y La Rioja (3.500,54 euros).

Por provincias, las tres que registraron un mayor incremento porcentual de la morosidad durante el periodo fueron Murcia (+17,28 por ciento), Huelva (+15,64) y Barcelona (+15,55), mientras que las que menos fueron Soria (+1,15), Burgos (+2,24) y Ávila, que cayó un 0,88 por ciento.

Respecto a la cuantía media, destacan por provincias Murcia (15.336,32 euros), Madrid (12.675,98 euros) y Guipúzcoa (10.707,39 euros). En cambio, las provincias con los valores más bajos son Soria (882,89 euros), Zamora (1.191,63 euros) y Valladolid (1.911,92 euros).

No hay comentarios

Dejar respuesta